Díaz-Canel quiere una estructura diferente a "Acopio" en la agricultura cubana

Miguel Díaz-Canel pidió en una reunión sobre la crítica producción de alimentos en...

Coronavirus en México: pese a lo que dice el gobierno, la pandemia crece a ritmo acelerado

El gobierno mexicano parece estar enviando mensajes confusos que podrían dar una ...

El FBI detuvo a un grupo de venezolanos y cubanos que pagaban para causar caos en las protestas en E

El FBI logró la captura en Miami y otras ciudades de Estados ...

Una encuesta reportó que el 58% de los votantes apoya una intervención militar contra las protestas

Un 58% de estadounidenses registrados para votar se expresó a favor del ...

TSE julga ações que pedem cassação da chapa Bolsonaro-Mourão em 9 de junho

O presidente do TSE (Tribunal Superior Eleitoral), ministro Luís Roberto Barroso, incluiu ...

El fracaso de la “ingeniería social” marxista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 25 de Marzo de 2019 20:54

Resultado de imagem para carlos marx

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Es fundamental comprender que el carácter científico de una disciplina no viene asociado a aspectos voluntarísticos, como pretende el marxismo hacer con su filosofía, basado en lo cual, le es posible “diseñar” una sociedad como un ingeniero diseña una nueva máquina. Esa pretensión es una quimera mecanicista falsa y fatal.


El fracaso de la “ingeniería social” marxista

Jorge Hernández Fonseca

24 Marzo 2019

Es harto conocido como las sociedades marxistas han usado la “ingeniería social” para diseñar sociedades artificiales, obviando las complejidades de su origen natural. El marxismo y el leninismo impusieron soluciones a problemas de origen sociológico en unos casos y antropológicos en otro, sin tener los conocimientos científicos exactos en tales disciplinas. La sociología y la antropología no son ciencias exactas, por lo que no se puede hacer diseños sociales con posibilidades de éxito, sin esos conocimientos.

Para los profesionales de las ingenierías y la arquitectura por ejemplo, es común la actividad de diseño y proyecto usando la tecnología, a través de las cuales se crean nuevos artefactos y sistemas técnicos, así como modernas edificaciones que han posibilitado al hombre construir el mundo artificial y confortable que hoy disfrutamos.

Hay sin embargo otros campos del quehacer humano que no se someten todavía a las leyes de la ciencia y la tecnología, bien porque su naturaleza es de otro tipo, bien porque los conocimientos actuales todavía no han podido penetrar sus secretos: filosofía, religión, e arte son campos así, por sólo mencionar algunas áreas fuera de la ciencia, que lógicamente poseen sus importantes valores propios e inmutables.

Sin embargo, la frecuencia con que la ciencia y la tecnología irrumpen en el mundo real actual con sus nuevas realizaciones ha creado un procedimiento mediante el cual, dominando las leyes científicas correspondientes, es posible diseñar y construir formidables puentes, enormes edificios, veloces aviones, o enviar un hombre a la luna.

Otras importantes disciplinas no filosóficas, como son la sociología, la política y la economía –que son menos estructuradas en sus conocimientos que la física o la química-- el marxismo pretendió establecerlas como disciplinas “científicas” a partir de estudios y principios que continuamente se generan en estos complejos e importantes campos, pero que de manera ninguna le validan para establecerlas como “ciencias”.

Es fundamental comprender que el carácter científico de una disciplina no viene asociado a aspectos voluntarísticos, como pretende el marxismo hacer con su filosofía, basado en lo cual, le es posible “diseñar” una sociedad como un ingeniero diseña una nueva máquina. Esa pretensión es una quimera mecanicista falsa y fatal.

La filosofía marxista leninista no es ciencia, es filosofía y como tal usa como método la lógica y no el método científico, por lo tanto, no es posible considerarla como ciencia; continúa siendo filosofía y no por eso es menos importante. El hecho que las realizaciones de la ciencia hayan sobrepasado con creces a las mejores realizaciones de la filosofía en la actualidad, no significa que para ganar prestigio haya que asociarse necesariamente a la ciencia, como pretende la filosofía marxista leninista.

El marxismo leninismo parte de una interpretación de la sociedad que no tiene nada que ver con las ciencias y como tal, es puro diletantismo filosófico, aunque respetable y coherente, no es ciencia. Intentar diseñar una sociedad sin tener los conocimientos científicos sobre las leyes que rigen la misma, es como tratar de diseñar un motor sin conocer exactamente los sistemas mecánicos, energéticos, de materiales, etc.

Ese afán de “nuevos y más justos proyectos de sociedades igualitarias”, es el impulso que lleva a los intelectuales marxistas, imitando el trabajo del mundo de las disciplinas científicas o tecnológicas –pero sin verdaderamente conocer a profundidad las leyes en estos campos-- a apoyar el proyecto de verdaderos engendros sociales que fracasan, terminando en actos de repudios y sangrientos paredones de fusilamiento.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Jueves, 04 de Abril de 2019 11:59
 

Comments  

 
0 #1 Rafael Alvarez 2019-03-25 21:33
Toda aquella parafernalia que nosotros, los mayores de 70 años, tuvimos que tragarnos en Cuba. Aquellas leyes "infalibles" de la Dialectica marxista al igual que las Leyes de Newton...
Y lo mas inverosimil, era que los criticos del marxismo del siglo XIX, eran considerados unos ignorantes...y Lenin, contradiciendo completamente a Marx, parte oportunistament e en un pais feudal, sin apenas clase obrera a crear la Nueva Sociedad Socialista...
La moraleja...descalabro social y material mas la perdida de 100 millones de almas
Quote
 

Add comment


Security code
Refresh

En Cuba el campo es prisionero de los mi

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  En Cuba, en plena pandemia del Covid-19, las aglomeraciones de personas en las colas para tratar de conseguir algún alimento (no siempre se logra) son más grandes que nu...

¿Cambiará realmente la economía cubana t

Indicado en la materia

Por ELÍAS AMOR.-  Cuando existe un solo medio de comunicación oficial que se dedica a glosar los actos del Gobierno, la oportunidad del ciudadano de realizar un contraste de la realidad, queda ...

No habrá República sin pagar el precio d

Indicado en la materia

Por JAVIER PRADA.-  Las buenas noticias sobre el enfrentamiento a la pandemia han dejado la emergencia sanitaria en un segundo plano y abierto la conversación a otros temas de actualidad, más en...

O le abren vía al sector privado o habrá

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  En Atenas, a mediados del siglo IV antes de Cristo, Platón era el maestro de Aristóteles. El discípulo, sin embargo, tenía los pies más firmes en tierra qu...

Crisis política en Brasil: ¿Hay peligro

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La respuesta a la pregunta sobre el peligro de la izquierda en las próximas elecciones queda respondida, no hay peligro. La izquierda en Brasil es fuerte, pero no...

La economía cubana (y el castrismo) en c

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Demás estaría decir que es precisamente ahora el momento de mayor debilidad del castrismo en los más de sesenta años de opresión. Cualquier chispa podría hacer saltar po...

El Coronavirus: Los comunistas chinos co

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernandez Fonseca.-  Varios médicos y enfermeras chinas alertaron de la potencial epidemia-pandemia. La responsabilidad del equivocado tratamiento que recibieron recae sobre las autoridades comunistas, prestas siempre a acallar toda ...