Fraude en Bolivia? Lleva 12 horas sin que se conozcan los resultados finales de la elección presiden

Se cumplieron 12 horas sin que Bolivia sepa con certeza si finalmente ...

Chile, Sebastián Piñera: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso"

El presidente chileno, Sebastián Piñera, habló por TV en la segunda noche ...

Maduro habló sobre las acusaciones de alentar las protestas en Ecuador y Chile: “Foro de Sao Paulo,

Días atrás Ecuador vivió la peor crisis social tras el último anuncio ...

Revanchismo: El gobierno de España anunció que los restos de Francisco Franco serán exhumados de su

El gobierno español anunció este lunes que los restos del dictador Francisco ...

Pesquisas apontam empate entre Trudeau e rival conservador em eleições desta segunda no Canadá

As eleições para o Parlamento do Canadá, que vão definir quem vai ...

21 de Octubre de 2019
WWW.CUBALIBREDIGITAL.COM
Cuba Libre Digital
APOYO AOS MÉDICOS CUBANOS 11 97078-4610 E-MAIL: medicoestrangeiro@amb.org.br PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 23 de Febrero de 2014 12:11

Para proteger la libertad y la integridad de los profesionales traídos de otros países por el Gobierno Federal a través del Programa Más Médicos, la Asociación Médica Brasileña (AMB) ofrece oficialmente el PROGRAMA DE APOYO AL MEDICO EXTRANJERO.


El objetivo de la organización es cumplir con los médicos, tanto de Cuba y de otras nacionalidades que necesitan orientación, si hay insatisfacción en Programa Mais Medicos, con las condiciones que se enfrentan, así como deseen buscar refugio/asilo.

La Asociación Médica Brasileña ofrecerá gratuita y confidencialmente:

 

  • Envío de folleto con procedimientos paso a paso que se deben seguir en el mismo lugar en que actúa;
  • Los abogados de todos los procedimientos legales para la petición de refugio / asilo político en el país;
  • Curso de Preparación revalidate examen;
  • Clases de portugués;
  • Apoyo de las ONG en la salvaguardia de los derechos individuales del médico.



Si usted es un médico extranjero y está en situación de riesgo en Brasil, pida ayuda al PROGRAMA DE APOYO AL MÉDICO EXTRANJERO DE LA AMB por el número (11) 97078-4610 o del correo electrónico Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

RELLENAR EL FORMULÁRIO

PROGRAMA DE APOIO AO MÉDICO ESTRANGEIRO


Visando a proteção da liberdade e integridade dos profissionais trazidos de outros países pelo Governo Federal através do Programa Mais Médicos, a Associação Médica Brasileira (AMB) disponibiliza oficialmente o PROGRAMA DE APOIO AO MÉDICO ESTRANGEIRO.

O objetivo da entidade é atender médicos, tanto de Cuba como de outras nacionalidades, que necessitem de orientação caso haja insatisfação no Programa Mais Médicos pelas condições a que estão submetidos, assim como desejem solicitar refúgio/asilo político.

A Associação Médica Brasileira vai oferecer de forma sigilosa e gratuita:

Envio de cartilha com passo-a-passo dos procedimentos a serem seguidos na própria localidade onde está atuando;

  • Assessoria Jurídica durante todos os trâmites legais para pedido de refúgio /asilo político no país;
  • Curso preparatório para o Exame Revalida;
  • Aulas de português;
  • Suporte de ONGs voltadas para garantia dos direitos individuais do médico.

Se você é um médico estrangeiro e encontra-se em situação de risco no Brasil, solicite ajuda do PROGRAMA DE APOIO AO MÉDICO ESTRANGEIRO DA AMB por meio do nº (11) 97078-4610 ou pelo e-mail Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

PREENCHER O FORMULÁRIO

Última actualización el Domingo, 23 de Febrero de 2014 12:25
 
Brasil: Dilma degrada la diplomacia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 15 de Marzo de 2014 10:57

Por Estado de Sao Paulo

(Editorial del Estado de Sao Paulo).- La presidenta Dilma Rousseff definitivamente rebajó Brasil a  cómplice de los regímenes autoritarios en América Latina. Por si no bastara el respeto (y abundante financiación ) a la dictadura cubana , Dilma ahora maniobra para que los actos criminales del gobierno de Maduro, en contra de sus opositores en Venezuela, obtenga un barniz de legitimidad política.

En vez de honrar las tradiciones de Itamaraty y exigir al régimen chavista respeto por los derechos humanos y las instituciones democráticas , la Presidente desbarato la única iniciativa capaz de informar, en un foro internacional importante , sobre la sangrienta represión en Venezuela  que ha matado a dos docenas personas. Mandó al representante de Brasil ante la Organización de Estados Americanos ( OEA) votar contra el envío de una misión de observadores a Venezuela e impidió que la entidad reuniese a los ministros de Relaciones Exteriores para discutir la crisis .

Al igual que todos los líderes populistas en la región, Dilma considera que la OEA es el patio trasero de los Estados Unidos. El difunto caudillo Hugo Chávez acostumbraba a referirse a la organización como un ” instrumento del imperialismo “, entre otros calificativos poco amistosos . Para el gobierno del PT , contaminado por los aires bolivarianos, una decisión de la OEA en Venezuela podría ser considerada extemporánea y como potencial para inflamar  tensiones . Así , en aras de no ofender a Maduro, se  prmia la brutalidad y la ausencia de diálogo verdaderamente democrático.

Maniatada por Brasil y sus socios bolivarianos , la OEA se limitó a enviar una nota cuya anodinia apenas disfraza la tentación de apoyar a Maduro. La declaración expresa la “solidaridad ” al presidente y le da ” pleno apoyo ( … )a  las iniciativas y los esfuerzos del gobierno democráticamente electo de Venezuela “, al ” diálogo nacional” – como si fuera auténtica la pantomima de esa llamada  ” Conferencia de Paz ” chavista. Estados Unidos, Canadá y Panamá votaron en contra de este proyecto de ley por la obvia razón de que no refleja los compromisos de la OEA con la democracia y los derechos humanos .

El siguiente paso de la maniobra, esto aún más indignante, fue convocar una reunión de ministros de Exteriores de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR ) para configurar el envío de un grupo de “mediadores” a Venezuela . Unasur , como ustedes saben, es un instrumento de los gobiernos bolivarianos – poco importante , hoy en día sólo existe para dar reconocimiento a los gobiernos no democráticos en nombre de una cierta ” integración latinoamericana “.

Por lo tanto , este tipo de “mediadores” de la Unasur no va a hacer nada más allá de lo que se espera de ellos , es decir, pasar por alto las acciones violentas de Maduro. Al anunciar la iniciativa, Rousseff dijo en su lenguaje peculiar  que la idea es ” un diálogo mediante la construcción de un ambiente de acuerdo, el consenso, la estabilidad, aquí en Venezuela . ” Ahora ¿qué  “diálogo” es posible cuando usted no quiere ejercer la presión diplomática necesaria sobre Maduro, que reprime manifestantes usando gases lacrimógenos y encarcela a los disidentes sin el debido proceso ?

Por tanto , el establecimiento de una comisión de UNASUR para  Venezuela tiene como único propósito dejar a Maduro a su antojo, sin estar obligado a dar marcha atrás y escuchar las demandas de la oposición – que básicamente que protestaban contra la destrucción de Venezuela por el “socialismo del siglo 21″.

Al darse cuenta del truco , la oposición venezolana ha intentado enviar una carta para pedir que los países miembros de la UNASUR observen los acontecimientos en el país ” objetivamente” y que la organización ” no se utilice como una herramienta de propaganda. ” Pero es precisamente lo que es: si todo va según el guión bolivariano , Unasur avalará el gobierno de Maduro , cubriéndolo legitimidad – que por lo tanto se convierte en el golpe de estado de la oposición.

Al tratar a la ligera este grave momento, por intereses que no tienen nada que ver con la salvaguarda del orden democrático en la región, Brasil se convierte en corresponsable de la consolidación de un régimen criminal.

Fuente O'ESTADÃO

 
COLUMNA DEL DIRECTOR Jorge H Fonseca PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 26 de Julio de 2014 09:34

Rusia y China en Cuba: El Retorno

Tanto China como Rusia, adversarios políticos y económicos de EUA, ofrecerán nuevos créditos a la Habana con la esperanza de disminuir la voluntad actual del régimen cubano de negociar con la Unión Europea y con EUA, en busca precisamente de ese dinero fresco.

 

Rusia y China en Cuba: El Retorno

Jorge Hernández Fonseca

13 Julio de 2014

Rusia y China, antiguos líderes del sistema comunista mundial, están de vuelta a Cuba. Llegan de ojo en el capitalismo de estado que Raúl Castro y sus generales están implantando en la isla, apoyando las razones de ese cambio: primero, para no “morir de hambre” con su sistema socialista, ineficiente e improductivo, y segundo, para beneficiar a sus familiares --hijitos de papá-- colocándolos en los puestos claves de los negocios confiscados a los cubanos de Miami.

Vladimir Putin pasó por la isla perdonando la mayor parte de una abultada deuda cubana, que data de era soviética, más por el hecho de que Cuba nunca pagaría (no tiene como hacerlo) que por buena voluntad. El remanente, unos “pocos” miles de millones de dólares, Rusia se comprometió en reinvertirlo en la isla, en puntos estratégicos seleccionados con dos objetivos: objetivo económico-militar, que le sirva como base en el hemisferio occidental, a un paso de EUA y objetivos puramente económico, asociado al Puerto del Mariel y su base productiva.

China viene con similares pretensiones. Ya tiene una base militar con tecnología electrónica en la isla para espiar las comunicaciones de EUA y ahora también quiere entrar en el jugoso juego del Puerto del Mariel y su base productiva, que copia las áreas económicas especiales permitidas en China, algunas de las cuales probablemente traslade hacia la isla con la intención de ganar en cercanía al mayor mercado del mundo, la costa este de los Estados Unidos.

Tanto China como Rusia, adversarios políticos y económicos de EUA, ofrecerán nuevos créditos a la Habana con la esperanza de disminuir la voluntad actual del régimen cubano de negociar con la Unión Europea y con EUA, en busca precisamente de ese dinero fresco.

Con este posicionamiento económico-militar de China y Rusia dentro de la isla, ambas potencias esperan dos resultados: primero, interferir indirectamente en las venideras negociaciones EUA-Cuba y UE-Cuba, fortaleciendo a los hermanos Castro con el financiamiento que necesitan, de manera a eliminar una debilidad cubana en las negociaciones que enfrentará y en segundo lugar, consolidar el espíritu anti-norteamericano del castrismo, que podría ser disminuido por compromisos hechos durante las negociaciones con Occidente.

Esta supuesta ayuda a Cuba de parte de Rusia y China es más un golpe contra EUA que una ayuda a la isla en crisis, aunque una cosa implicó en la otra, para tratar de apuntalar al gobierno de los hermanos Castro, que hacen cualquier cosa con tal de perjudicar a Norteamérica.

Esta “pelea” sin embargo tiene un “segundo round”. Ninguna inversión en el aspecto económico dentro de Cuba, sobre todo aquellas relacionadas con la zona especial del puerto de Mariel, tendrá éxito económico sin EUA levantar las sanciones económico-comerciales que pesan contra la isla y contenidas en el entramado de leyes del embargo norteamericano sobre Cuba.

Así las cosas, Cuba está obligada a negociar con Estados Unidos aunque Rusia y China le ofrezcan “villas y castillas”. Y digo más, como las inversiones tanto de Rusia como de China se harán de ojo en el éxito del Puerto de Mariel y su zona especial y este éxito depende de la buena voluntad de los EUA durante las venideras negociaciones EUA-Cuba, indirectamente estas nuevas inversiones rusas y chinas llevan a Cuba a la necesidad de negociar con EUA.

Quizá la negociación con la UE, Cuba la pueda llevar sin la necesidad de créditos urgentes, ya que China y Rusia abastecieron las cuentas en rojo de los hermanos Castro. Pero con EUA la isla tiene no sólo necesidad de créditos, necesita levantar el embargo para que los planes asociados al Puerto de Mariel y su zona especial funcionen de la manera planeada, planes en los cuales Rusia y China han confiado con sus actuales y flamantes inversiones.

Este nuevo escenario económico, político y estratégico es un factor adicional para EUA enfrentar cuanto antes las negociaciones con los hermanos Castro, habidas cuentas que ahora ya no es sólo resolver el diferendo tradicional Cuba-EUA, sino que ahora se trata de interferir en la participación dentro de la isla de dos potencias que pretenden desplazar Norteamérica del plano líder mundial que posee actualmente, con su presencia militar y económica en Cuba.

Para la oposición política cubana cualquier negociación con los hermanos Castro, bien sea de parte de la UE como de parte de EUA, no sería conveniente sin la exigencia de estas potencias occidentales para un nuevo ordenamiento político dentro de la isla, dando libertades y participación a su pueblo para definir los destinos de la Nación cubana. No es sólo la débil apertura que Raúl y sus generales propician autorizando oficios de la Edad Media dentro de la isla lo que debe ser apoyado e incentivado por EUA, es también --y sobre todo-- en el plano político. Un nuevo ordenamiento político con participación de la oposición cubana, sería la única manera de frenar el impacto político, militar y económico de Rusia y China dentro de Cuba.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com


Última actualización el Sábado, 26 de Julio de 2014 09:37
 
Crimea reavivó la famosa “Guerra Fría” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Tomado de INFOBAE   
Sábado, 15 de Marzo de 2014 11:01

Por Darío Epstein

¿Cómo una península, no más grande que la provincia de Tucumán, emplazada en una zona geográfica remota, mantiene en vilo al mundo y desata reminiscencias de la Guerra Fría? Porque Rusia, o mejor dicho su presidente, Vladimir Putin, quiere aumentar su fuerza a nivel global y posicionarse a nivel geopolítico en un área que fuera suya hasta los años 50. Le sirve políticamente: desde el inicio de la crisis de Ucrania quebró su récord de popularidad que alcanzó el 69%, similar al del año 2012 cuando fue reelegido para un tercer mandato (encuesta del Centro Levada). Razones sobran para Rusia: Crimea alberga la flota rusa del Mar Negro, y fue parte de Rusia hasta 1954, cuando el entonces dirigente soviético Nikita Kruschev decidió “regalarla” a Ucrania.

La República Autónoma de Crimea, como su nombre lo indica, es una república autónoma de Ucrania. Sobre la costa norte del mar Negro, tiene una superficie de 26.200 km², que en términos de extensión es similar a Sicilia. Este mes de marzo de 2014 ha visto una sucesión de hechos por parte de las Fuerzas Armadas de Rusia, que tomaron la provincia, y su gobierno autónomo declaró su incorporación a la Federación Rusa por una abrumadora mayoría de 78 legisladores sobre 100. Específicamente, el 11 de marzo de 2014 el Parlamento de Crimea declaró su independencia de Ucrania, bajo la denominación “República de Crimea”.

Como era de esperarse, el nuevo gobierno de Ucrania, que ya venía de una reciente crisis económica y política y apoyada por EEUU, ha rechazado este ataque a su integridad territorial y ha exigido a Rusia que abandone la provincia. Rusia se enfrenta así en una escalada de fuerzas entre el Este y el Oeste con el gobierno en Kiev y, por ende, EEUU. Y se basa en que la Corte Internacional de Justicia declaró que el derecho internacional no contiene ninguna prohibición de tales declaraciones de independencia El “primer ministro” de Crimea, Serguei Axionov, se autoproclamó jefe del ejército y las tropas rusas siguen controlando los puntos estratégicos de esa península ucraniana.

El siguiente paso es que el domingo 16 de marzo se lleva a cabo un referéndum sobre su estatus político entre sus habitantes. Las opciones son:
1) la anexión como sujeto federal a la Federación Rusa.
2) seguir perteneciendo a Ucrania.

Han sido invitados observadores de la OSCE. Es fácil adivinar el resultado en una región que tiene 60% de rusos (del resto, 25 % son ucranianos y 12% tártaros). El solo hecho de su posible anexión a Rusia mantiene en vilo a Occidente. Crimea planea a corto plazo nacionalizar las empresas estatales ucranianas instaladas en su territorio. Entre ellas está la petrolera Chernomorneftegaz cuyos bienes en ese territorio pasarían a ser propiedad de la república de Crimea. Respecto a las empresas privadas ucranianas registradas legalmente en Crimea, se asume que no tendrían problemas en seguir operando normalmente.

La reunión del primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk (un líder de la oposición durante las protestas contra el gobierno prorruso de Viktor Yanukovich), con Barack Obama en Washington para buscar apoyo y frenar el referéndum no tuvo muchas repercusión ni tuvo muchos resultados hasta ahora.

En síntesis, hasta ahora el Poder Legislativo de Crimea aprobó una declaración de independencia de Ucrania y reiteró su aspiración de ingresar en la Federación de Rusia, lo que debería ser apoyado por el pueblo en un referendo este domingo (que ha sido declarada ilegal por el Gobierno central de Ucrania). La pulseada EEUU/Rusia planea una escalada de riesgo aún mayor en las próximas semanas, lo que debería repercutir desfavorablemente en los mercados, que ya vienen tomando nota de este tema con un incremento del oro a nuevos máximos del año y un nuevo piso para el indicador de riesgo de mercado o de miedo VIX.

Última actualización el Sábado, 15 de Marzo de 2014 11:02
 
COLUMNA DEL DIRECTOR Jorge H Fonseca PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 26 de Julio de 2014 17:25


Cuba: Una nueva etapa de la lucha por la democracia

Habrá que aceptar que sean los hijos de la actual élite militar y partidista cubana, la que gobierne a la muerte de Fidel y Raúl --y en paralelo-- la que tome en sus manos toda la economía de la isla, respaldados en el poder de la fuerza que implica el control de los cuerpos armados de la dictadura y su policía política. ¿Es correcto que esto suceda?


Cuba: Una nueva etapa de la lucha por la democracia

Jorge Hernández Fonseca

25 Junio de 2014

Después de la derrota del socialismo en Cuba --para lo cual ya no es necesario demostrar nada ni argumentar con ejemplos-- se han deslindado nuevos campos de lucha. Ya no es la tradicional lucha de más de 55 años, de demócratas contra comunistas/socialistas; ahora la lucha de los cubanos se ha tornado más compleja. La dictadura da muestras de agotamiento, sobre todo en el plano ideológico (debido a la derrota del socialismo en la práctica diaria) y ha surgido con mucha fuerza una variante opositora para un debilitamiento a las medidas que atenazan económicamente al régimen, con vistas a potenciar la sociedad civil cubana.

Sobre esta nueva variante opositora hay muchos criterios dentro de la oposición política cubana, sobre todo en la oposición militante. De hecho, no han sido políticos cubanos (o miembros de organizaciones militantes pro democracia en Cuba) los que nutren la nueva línea. Son cubanos y cubano-americanos (incluso, personalidades no cubanas) los que han estructurado este nuevo camino para potenciar cambios económicos dentro de la isla, en el supuesto que, con nuevos cambios en las relaciones de producción, se produzca una dinámica que conduzca, a medio o largo plazo, a los cambios democráticos que todos queremos.

Como en esta línea de acciones confluyen también los opositores de la izquierda cubana, desengañados con el fracaso socialista del régimen; las posiciones de muchos de los gobiernos de Latinoamérica; de la mayoría de los países de Europa y de una parte de la oposición de dentro de la isla, es preciso dedicarle la atención que merecen actores tan influyentes dentro del panorama político cubano, sobre todo en momentos que el gobierno de Estados Unidos da indicios de poder adoptar en el futuro semejante línea de acciones, siempre que la dictadura cubana acceda a liberar previamente al ciudadano norteamericano Alán Gross, preso en Cuba.

Este panorama se complementa con un visible agotamiento de la vitalidad opositora en Miami, en paralelo con una mayor penetración de los agentes de influencia castrista en el exilio cubano de Miami, España y México –fundamentalmente-- así como de un accionar menor de las organizaciones opositoras dentro de la isla, asociado con un notable incremento de la represión de los aparatos de la policía política cubana y de sus acciones paramilitares ilegales.

Para un cubano demócrata --viva dentro o fuera de la isla-- el panorama político cubano ha cambiado sustancialmente y se hace necesario un replanteo de los objetivos de lucha. En primer lugar, cuando se discrepa de la nueva línea planteada antes, no se está colocando a los promotores de la misma en el mismo plano que a los personeros de la dictadura. Una estrategia de medio o largo plazo para llegar finalmente a la democracia, no necesariamente es una estrategia que puede calificarse como de “colaboracionista”, aunque a corto plazo ambos apoyen los mismos pasos, como levantamiento del embargo, comercio y créditos norteamericanos a empresas de dentro de la isla, autorización de los viajes de norteamericanos a Cuba y conversaciones directas entre Cuba y EUA para intentar resolver diferencias tácticas.

Sin embargo, no cabe dudas que esta nueva estrategia de luchas va al encuentro de los objetivos establecidos por la oposición política cubana de siempre: la derrota de la dictadura y la implantación de un régimen democrático que la sustituya en el plano político, así como la instauración de una economía de mercado en el plano económico. Pudiera decirse –simplificando-- que la nueva estrategia jerarquiza el cambio económico sobre el político.

Y es precisamente este punto que debe hacer reflexionar a las organizaciones políticas cubanas tradicionales. ¿Se jerarquiza un cambio económico dentro de la isla, para que suceda (si finalmente sucede) antes que un cambio político (no se descarta el deseo del cambio político de los promotores de la nueva línea opositora)? Esa es la pregunta a ser respondida.

Para apoyar en el análisis sobre la respuesta opositora al interrogante, expongo dos consideraciones al respecto: Número uno, la lucha de los cubanos siempre fue para derrotar el comunismo/socialismo, ya derrotado; esto no implicó el cambio de la dictadura, sino su transformación en un nuevo “ente” capitalista, extremadamente explotador de su pueblo actuando como esclavista moderno al vender la fuerza de trabajo cubana al exterior (médicos, instructores deportivos, puerto de Mariel) como verdaderos esclavos. ¿Qué se impone hacer ante esta realidad? Se propone, por el lado de los actores de la nueva línea opositora, actuar desde dentro el régimen cubano para intentar modificar esa práctica. Esto implica aceptar un socio con un proceder esclavista para tratar cambiar su carácter, cosa que solamente se conseguirá a medio o largo plazo (igual que la democracia, si es que viene).

Número dos, habrá que aceptar que sean los hijos de la actual élite militar y partidista cubana, la que gobierne a la muerte de Fidel y Raúl --y en paralelo-- la que tome en sus manos toda la economía de la isla, respaldados en el poder de la fuerza que implica el control de los cuerpos armados de la dictadura y su policía política. ¿Es correcto que esto suceda?

Mi respuesta a ambas consideraciones es que no es correcto, después de 55 años de arbitrariedades, fusilamientos sangrientos (y fusilamientos mediáticos de lo mejor de nuestro pueblo), largas penas de prisiones por causas políticas, golpizas arbitrarias, entre otras atrocidades, acordar semejante “pacto del esqueleto” con la dictadura sin imponerles condiciones, sabiendo que su práctica ha sido de engaños tácticos en momentos difíciles.

Por otro lado, en el “problema cubano” hay intereses externos al interés nacional. Nada en contra en ver la isla como un potencial productor estratégicamente situado, muy cerca de mayor mercado del Mundo --la costa este de EUA-- siempre que se la vea como una Nación que tiene derecho a la libertad y la democracia y que también tiene intereses en su propio territorio. Estados Unidos ha sido socio comercial tradicional e histórico de la Cuba republicana, por lo que, si el éxito de los planes comerciales en Cuba con el puerto del Mariel dependen de los Estados Unidos, nada más justo que sea este el primer beneficiado por abrir las puertas al comercio con la isla y no sean ni Europa, ni Latinoamérica, los que se repartan las ganancias.

Un grupo de cubanos fueron a Europa a negociar su participación en las negociaciones en curso y nada se obtuvo, sobre todo porque la política europea está “baldada” por el revanchismo español respecto a EUA (España no le perdona a EUA haber entrado en la guerra hispano cubana a favor de los cubanos). Se impone ahora que un grupo de cubanos vaya a EUA a reclamar similar participación --no ya en el aspecto económico-- como los firmantes de la Carta a Obama, ya que están con el mismo derecho de solicitar en el terreno político, lo que los firmantes de la carta a Obama hicieron (también con su derecho) en el terreno económico.

La lucha política de los cubanos ahora ya no es contra un enemigo comunista, es con un competidor (adversario), para que, igual que este competidor (adversario) quiere hacer valer sus derechos económicos dentro de la isla (con las justificativas que fueran, ellos quieren hacer valer sus derechos económico dentro de Cuba) otro grupo de cubanos (no empresarios, sino patriotas) quieran hacer valer sus derechos políticos dentro de la isla.

Como se observa, esta nueva lucha no es excluyente. Estados Unidos puede comprender y apoyar el deseo de empresarios cubanos exiliados hacer uso de sus derechos a invertir dentro de Cuba, de la misma manera que puede también comprender y apoyar a los políticos cubanos a tener presencia real dentro del gobierno de la isla mediante elecciones libres. Sabiendo que la estrategia raulista es negociar con EUA, nada impide que los políticos cubanos, igual que hicieron los empresarios antes, pidan a EUA, con las mismas razones, su cuta de participación.

Por todo lo anterior, un “Frente Político Cubano” que haga el pedido ante EUA se impone.

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 26 de Julio de 2014 17:27
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 7 de 6921