En Cuba los empresarios de éxito y emprendedores, son considerados "delincuentes". A continuación un

"Me sentía en peligro en Cuba", comenta Yoiger Rodríguez Hernández, contactado a ...

Amlo y la incertidumbre, Por CARLOS A. MONTANER

México tiembla. Ocurre cada cierto tiempo. Amlo es el acrónimo de Andrés ...

Guaidó alerta a la ONU de las ‘amenazas’ a sus escoltas para involucrarlo en un montaje

El jefe del Parlamento venezolano y presidente interino, Juan Guaidó, alertó este ...

Alemania, Francia y Reino Unido pidieron "parar la escalada de tensiones" por el desarrollo nuclear

Alemania, Francia y Reino Unido pidieron "parar la escalada de tensiones (relativas ...

‘Espero que Argentina reflita sobre visita do candidato dos Kirchner ao Lula’, diz Bolsonaro

Bolsonaro justifica apoio à reeleição de Macri com medo de que Argentina ...

15 de Julio de 2019
WWW.CUBALIBREDIGITAL.COM
Cuba Libre Digital
El Alma de los Hombres PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 28 de Diciembre de 2018 09:02

Resultado de imagem para lopez obrador mexico

Por Óscar E. Gastélum.- 

Menos de dos semanas de que Andrés Manuel López Obrador tomó posesión cómo presidente de lo que queda de México, el país está sumido en el caos y la incertidumbre. Los tenedores de bonos de lo que iba a ser nuestro nuevo aeropuerto revolotean como zopilotes alrededor de las finanzas públicas (y ese es apenas el primero de los problemas que tendremos que enfrentar gracias a la cancelación del NAICM); el poder judicial se tambalea ante una andanada de ataques y descalificaciones groseras orquestadas por un demagogo que, obstinado en transformarse en un autócrata sin contrapesos, atiza el resentimiento de la plebe y lo encauza en contra de uno de los tres poderes de la Unión; los propagandistas del régimen siguen escupiendo mentiras, veneno, hiel y lambisconería rastrera, al tiempo que reciben jugosos huesos como premio por sus abyectos servicios; diariamente contemplamos con impotencia el desmantelamiento irresponsable y sistemático del Estado mexicano; los inversionistas huyen con millones y millones de dólares de un país que súbitamente se volvió inestable y riesgoso; los burócratas de todos los niveles sucumben al desánimo ante el maltrato al que los están sometiendo; la violencia no cesa frente a las ocurrencias y los disparates de las nuevas autoridades, ni ante los chanclazos de las madrecitas. Y un interminable etcétera de errores imperdonables y peligrosos despropósitos se van acumulando con el paso de los días.

Como si todo esto fuera poco, cada mañana, muy tempranito, el demagogo se para frente a un puñado de desdichados reporteros y, enfundado en un traje arrugado y horroroso, baña a la nación en un viscoso vómito de mentiras, necedades y desvaríos que, de ser pronunciados por un ciudadano común, lo llevarían inevitablemente al manicomio. La situación es tan opresiva e irrespirable que mucha gente empieza a presentar signos de estrés postraumático y agotamiento emocional, algo insólito para un sexenio tan ridículamente joven. Y no, ese ejército de gente harta y asqueada ante la nueva realidad nacional no está compuesto por corruptos y sinvergüenzas aterrados ante una revuelta justiciera que amenaza con destruir sus privilegios y transformar el país para bien (de hecho ellos no podrían estar más tranquilos), sino por ciudadanos ejemplares que alguna vez soñaron con vivir en una patria más justa, libre, segura y moderna. Y que quisieran seguir construyendo un país plenamente democrático, un Estado de derecho con instituciones sólidas, capaces de combatir la corrupción y la impunidad, con servicios públicos de primera categoría que ayuden a cerrar la brecha entre ricos y pobres, y con un justo equilibrio entre libertad e igualdad de oportunidades. Gente que alucinaba la ineptitud, la pusilanimidad y la corrupción impúdica de Peña Nieto, pero que sabe muy bien que la autocracia que están construyendo el demagogo y su secta será muchísimo peor que lo que hemos vivido en este par de décadas de imperfecta e incipiente democracia.

Pero eso es precisamente lo que quiere el demagogo: desanimarnos y envenenarnos. Sepultarnos bajo un pesado alud de imbecilidad, locuras y mentiras. Atosigarnos con fealdad e insultos constantes a nuestra inteligencia. Agotarnos mentalmente. Convencernos de que su movimiento es una aplanadora invencible y de que cualquier tipo de resistencia es inútil. Volver la atmósfera irrespirable para que salgamos huyendo rumbo al exilio o nos refugiemos en la pasividad, la indiferencia, el cinismo y la apatía. Por eso hay que estar preparados y defendernos de sus tácticas. Pues no estamos frente a un mal gobierno común y corriente, como tantos que hemos padecido y sobrevivido en el pasado, sino ante un régimen potencialmente maligno, que podría precipitarnos al abismo y provocar una catástrofe de dimensiones apocalípticas. Es por ello que ni el apaciguamiento ni el colaboracionismo son opciones honorables o viables frente a un personaje como López Obrador. ¿Cómo podemos entonces enfrentarlo eficazmente? Para empezar, tenemos que impedir que el demagogo monopolice nuestra atención y nuestro tiempo. Debemos recordar constantemente que a pesar de los pesares la vida sigue siendo hermosa y digna de ser vivida, y buscar refugio en nuestros seres queridos y en nuestras pasiones: el arte, los viajes, el amor, la belleza, el deporte y todo lo que le dé sentido a nuestra existencia, y que las destructivas pezuñas del demagogo no puedan tocar. Esos respiros cotidianos son indispensables para cargar pilas y seguir combatiendo sin cuartel a este repelente y peligroso régimen.

En segundo lugar, tengamos bien presente que lo que estamos defendiendo son valores y principios sagrados e invaluables, lo mejor de nuestra civilización. Pues lo que está en juego es nada más y nada menos que la continuidad del proyecto ilustrado, hoy amenazado por la reacción y el obscurantismo de la postverdad. Nuestro deber es reivindicar la razón, la decencia, la democracia, la libertad, la verdad, el imperio de la ley, la dignidad humana, la belleza, la excelencia, el humor y la sabiduría. Y soñar con un futuro mejor, no con un pasado idealizado e irrepetible. Cuando nos sintamos desmotivados o alicaídos, pensemos en el infierno que debe ser trabajar como propagandista de López Obrador, tener que salir diariamente a justificar lo injustificable y tratar de defender, con las armas de la razón, a un ser irracional que medra con el caos y la mentira. Imaginemos lo que deben sentir quienes sacrificaron su reputación y su honor en el altar de un demagogo narcisista y cavernario. No puedo ni siquiera imaginar semejante tortura.

Y por último, tenemos que divertirnos defendiendo nuestras convicciones y luchando contra este régimen fascistoide. Sí, lo que está en juego es el futuro de nuestro país y del mundo moderno, pero lúdico no es sinónimo de frívolo ni antónimo de serio. Y es que la resistencia contra el demagogo y su secta será fresca, transgresora, irónica, divertida, juvenil e irreverente o no será. Nuestros rivales tienen por delante la pesadillesca tarea de defender a un anciano mitómano, reaccionario y todopoderoso. Nosotros tenemos la razón y la verdad de nuestro lado y todo el arsenal de la rebeldía a nuestra disposición. Ellos son los nuevos voceros del sistema, tan grises, mendaces, corrompidos y vomitivamente lambiscones como los viejos. Mientras que nosotros irradiamos el seductor y glamoroso halo de la subversión.

Sí, hoy por hoy la imbecilidad maligna y destructiva del demagogo, que está organizando una ceremonia new age para pedirle permiso a la “madre tierra” de destruirla y que acaba de pagarle sus favores electorales a Elba Esther Gordillo poniendo el futuro de millones de niños en sus garras, luce tan invencible que tiene hundida en una profunda depresión a mucha gente noble y decente. Es comprensible, pero no podemos olvidar que el mundo moderno ya ha atravesado por crisis tan o más peligrosas que esta. Imaginemos, por ejemplo, el nivel de desesperanza que sentía un ciudadano con nuestros valores a principios de 1933, cuando la civilización, cercada por dos monstruos totalitarios, parecía condenada a ser devorada por las tinieblas. Sin embargo, el mundo democrático y moderno no solamente sobrevivió a aquel infierno, sino que emergió fortalecido de la pesadilla. Hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para que ese triunfo de la luz sobre la obscuridad se repita en nuestros días. Pues como dijo el inmortal Thomas Paine:

«Estos son los tiempos que ponen a prueba el alma de los hombres. El soldado de verano y el patriota de tiempos tranquilos se abstendrán de prestar servicios a su país; pero el que puede resistir ahora merece el amor y agradecimiento de hombres y mujeres. La tiranía, como el infierno, no es fácil de vencer; pero tenemos este consuelo: que cuanto más duro es el conflicto, tanto más glorioso es el triunfo. Lo que nos cuesta poco, lo estimamos también en poco: es sólo lo que nos cuesta lo que da a cada cosa su valor».

Ojalá que estemos a la altura de las circunstancias. Feliz Navidad y que en 2019 veamos el principio del fin de esta tenebrosa era de barbarie y locura global…

JURISTASUNAM

Última actualización el Domingo, 03 de Febrero de 2019 02:38
 
Com Trump, Bolsonaro e Obrador as Américas abraçam o nacionalismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 31 de Diciembre de 2018 06:28

america politica

Por JAVIER LAFUENTE.- 

México, o Brasil e os Estados Unidos. Os três gigantes americanos - onde moram 660 milhões de pessoas do 1 bilhão que vive no continente - serão governados a partir de terça-feira, ao mesmo tempo, por três líderes que abraçam o nacionalismo. Um triunvirato incomum, um equilíbrio, com Washington como principal farol, em que Jair Bolsonaro pretende ser seu parceiro predileto e com o Governo de Andrés Manuel López Obrador receoso dessa aproximação, temeroso de ficar emparedado e com a necessidade de se entender, pelo menos, com seu vizinho do norte. Enquanto isso, um fator permeia o ambiente. A cada vez maior presença da China na região pode terminar por distorcer e ser o convidado externo do jogo a três do nacionalismo americano.

O tabuleiro político da América Latina reordenou suas peças mais determinantes nesse ano. Em linhas gerais, o pêndulo se inclinou cada vez mais à direita. O México, o que não é pouco, foi, de certa forma, a exceção. A vitória esmagadora de López Obrador em julho levou ao poder pela primeira vez um líder de esquerda. Enquanto isso, o Brasil e a Colômbia se voltaram ainda mais à direita e no epicentro da maior crise, a Venezuela, ocorreu um simulacro de eleições que não fizeram outra coisa a não ser perpetuar o caminho autoritário de Nicolás Maduro; uma fratura que Daniel Ortega, por sua vez, intensificou à base de repressão, com um conflito que deixou quase 300 mortos, milhares de exilados e centenas de perseguidos, com uma incansável perseguição à imprensa independente.

A geopolítica do continente irá girar em torno de Trump, López Obrador e Bolsonaro, três líderes com os quais a política externa não pode ser entendida sem um reforço prévio da interna. No papel, López Obrador e Donald Trumpderam demonstrações de querer ter boa relação. Se o inquilino da Casa Branca afirmou que fará grandes coisas com seu novo vizinho, o presidente mexicano, que chegou ao poder em 1 de dezembro, disse que não tem intenção de entrar em conflito com o vizinho do norte. Sua forma de fazer política, as maneiras, os gestos que tanto importam nesses tempos, não é tão diferente, como López Obrador se esforçou em demonstrar em apenas um mês. Os dois não têm exatamente uma boa sintonia com a imprensa tradicional, mas estão permanentemente presentes nela, tentando marcar a agenda. Nenhum hesita em assumir erros, culpar suas equipes e voltar atrás em decisões controversas.

A gestão da crise migratória, entretanto, ameaça destruir o futuro desse casal incerto. Trump tensiona a cada dia a corda em seu país para conseguir financiamento para sua grande promessa eleitoral: o muro fronteiriço que pretende acabar de construir. O Governo mexicano, convencido de que os ataques crescerão nos próximos meses, à medida que a campanha de reeleição de Trump se aproximar, combina o pragmatismo com a moderação. Para isso, toma cuidado ao responder os ataques de um líder que está do outro lado do espectro, ideologicamente.

A Chancelaria mexicana está incomodada com o papel que a partir dessa semana será desempenhado pelo Governo do Brasil, quando Bolsonaro tomar posse na terça-feira. No reordenamento ideológico da região, se alguém tem motivos para levantar os braços é o novo dirigente brasileiro. A vitória do ultradireitista alinhou ideologicamente o maior país da América Latina com a maior potência mundial, na outra ponta do continente. Se não fosse pelo Canadá, criaria no mapa uma espécie de sanduíche do populismo direitista que, por sua vez, avança sem freios por todo o mundo.

Bolsonaro chega decidido a romper com tudo o que foi estabelecido no Brasil, especialmente se for legado do ex-presidente Lula. O hoje preso líder de esquerda promoveu durante seus Governos alianças em comércio exterior e indústria com os países do sul do continente, sob o abrigo da bonança petrolífera da Venezuela de Hugo Chávez, e afastou o Brasil dos Estados Unidos. Bolsonaro, entretanto, pretende se transformar no principal aliado de Trump no sul do continente, econômica e ideologicamente. O novo presidente brasileiro quer ser o interlocutor da Casa Branca para os conflitos sul-americanos e, o que é a mesma coisa, se mostrar ativo para conseguir a saída de Maduro do poder na Venezuela. Os primeiros sinais da boa sintonia foram mostrados nas reuniões que o ainda presidente eleito manteve com John Bolton, conselheiro de Segurança Nacional da Casa Branca.

Bolsonaro, alinhado com Trump, pretende diminuir a influência econômica da China, principal parceiro comercial, no Brasil, apesar das ameaças de uma possível represália de Pequim pairarem sobre o gigante sul-americano. O arqui-inimigo comercial dos Estados Unidos desempenhará um papel importante na geopolítica latino-americana. Nos últimos anos, o gigante asiático conseguiu formar um bloco de países que abandonaram suas relações tradicionais com Taiwan e escancararam as portas da região à China, especialmente na América Central, de pouco valor econômico, mas sim estratégico. A Costa Rica, República Dominicana, Panamá e El Salvador formam o novo grupo aliado de Pequim no Sistema de Integração da América Central (SICA). Os três últimos formalizaram relações com o gigante asiático no último ano. No caso da Costa Rica, o país assinou em outubro a continuação dos laços que criou em 2007 com a segunda maior economia do mundo.

A cada vez maior presença chinesa no centro do continente não significará nada se o México decidir escancarar as portas ao gigante asiático, uma das jogadas - bem arriscadas -, que a Chancelaria considera no caso de Trump ignorar a promessa de investir no país vizinho. Uma nova aliança que também atingiria o Brasil.

EL PAIS; ESPANHA

Última actualización el Jueves, 07 de Marzo de 2019 06:31
 
500 AÑOS DE LA HABANA 'La Habana como un guion apocalíptico' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 05 de Julio de 2019 09:46

Por JORGE PERÉ SERSA.- 

Situemos que La Habana es una serie de HBO. Una que comienza a mediados del pasado siglo, recrea el esplendor de una ciudad, y luego adopta un giro inesperado. A partir de ahí, La Habana, entrará en un raro eclipse, en una suerte de reformatorio que la conducirá a otra vida.

Asistimos, entonces, a una ciudad que se evapora. El atractivo visual de inicio se va deformando. La gente se convierte en espectros. En eternos caminantes que se reúnen a repetir consignas. Parece un remake de Resident Evil o de The Walking Dead. Pero es todo lo contrario: esas historias son una parodia de lo que en realidad ocurrió en La Habana.

La Habana como un guion apocalíptico.

Hay una ciudad fantasma. Una ciudad dentro de otra ciudad. La historia de un antes y un después. El presente aplastando el pasado. Surgiendo a la ruina del antes. Dos ciudades en un mismo cuerpo decrépito: una es el trauma físico y la otra es la pobreza espiritual. Hay dos ciudades que se contradicen. La Habana es esa contradicción. Es esa negación perpetua. El imaginario de dos ciudades irreconciliables, en plena disputa.

El viajero se expone a una idea, a una portada de la ciudad. Ya sea folclórica o exclusiva ejerce sobre el mismo un poder muy fuerte. Lo imanta. No importa donde se hospede el viajero: la ciudad, al cabo, es la misma. La contradicción permanece bajo distintos matices. De un balcón moderno a un caserío improvisado. De una casona colonial a un volumen macizo que recuerda a otra ciudad. De una reliquia del 52 a un SUV de Mercedes Benz. La Habana se trata de esa experiencia discontinua.

Siento nostalgia de esa ciudad que no viví jamás. Rabia de todo lo que me fue negado. Lástima de una ciudad que envejeció tan pronto. Con todo a medio hacer. En medio de la ruina, supongo que no tuvo otra opción. La ciudad moderna que fue, se distiende ahora de una manera ecléctica. Sin atisbos de un presente afortunado.

La ciudad de cinco siglos que se torna más vieja y vencida que Roma. Una ciudad derrotada por la conspiración, que no por el tiempo. Ciudad apocalíptica que sobrevive como un experimento histórico.

Poner a un lado los vicios de escriba, y adentrarme en el intercambio de pesares que se da entre La Habana y los habaneros.

Narrar esta ciudad desde hoy. Plasmar su biografía apócrifa. Tomármela en serio.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Domingo, 14 de Julio de 2019 22:09
 
NOTICIAS DE VENEZUELA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 01 de Mayo de 2019 03:32

Clique con el Mouse encima del titular de cada noticias para leer su contenido


News image

La represión chavista dejó un muerto y más de 100 heridos tras el alzamiento contra la dictadura

 

News image

EEUU reveló que altos mandos chavistas negociaron con Juan Guaidó la salida de Nicolás Maduro


 

News image

Leopoldo López dejó la embajada de Chile en Caracas y se trasladó a la de España para pedir protecci

 

Última actualización el Miércoles, 01 de Mayo de 2019 04:29
 
Se anuncian nuevas normas para el sector privado cubano. No son para aumentar la produccion sino para aumentar el control PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 11 de Julio de 2019 04:35

Las autoridades aprobarán un nuevo paquete de medidas para "frenar las ilegalidades" en el sector privado, anunció el martes Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social, durante una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Hasta mayo de 2019 laboraban en el país 605.908 trabajadores por cuenta propia en las 128 actividades autorizadas. (Alfonso B.)

La funcionaria explicó en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento que las nuevas normas van a atajar "la ilegalidad impune" que "provoca descontento en los cuentapropistas que sí cumplen con sus obligaciones y ven que en su entorno hay otros que violan lo establecido".

Última actualización el Sábado, 13 de Julio de 2019 20:49
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 9 de 6821