La dictadura cubana traslada a opositor en huelga de hambre a celda de castigo

Las autoridades penitenciarias llevaron a celda de castigo al preso político Tomás Núñez Magdariaga ...

Un juez imputa a Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita que cobraba sobornos

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner fue procesada este lunes por el ...

Mientras en Venezuela pasan hambre, Nicolás Maduro y Cilia Flores cenan de lujo en Estambul

Este lunes salieron a la luz a través de las redes sociales ...

Trump anuncia nuevos aranceles a productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares

Donald Trump pasa de disparar bolas de goma a utilizar munición real ...

Alckmin e Ciro pregam voto útil já no 1º turno

Com as pesquisas indicando uma consolidação de votos a favor de Jair ...

Llegó la hora de defender las libertades PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 20 de Agosto de 2018 12:42

El Tribunal Supremo de Justicia venezolano en el exilio condenó a 18 años de cárcel a Nicolás Maduro. (EFE)

Por Carlos Alberto Montaner.-

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano condenó a 18 años de cárcel a Nicolás Maduro. Magnífico. Tendrá que cumplirlos en Ramo Verde. Excelente. Allí recluyó a Leopoldo López y a otros enemigos políticos. Además, deberá abonar una multa de 25 millones de dólares y resarcir al Estado con 35 mil millones como consecuencia de coimas y sobreprecios recibidos o pagados a Odebrecht.

 

Odebrecht es un maligno y eficiente bandido brasileño. Cansado de la incapacidad para delinquir que mostraban los políticos deshonestos latinoamericanos, organizó el robo a gran escala en una docena de países (que no eran mancos, por cierto) y, tal vez, en el sur de Florida, que es la mayor cantidad de América Latina avecindada en Estados Unidos.

 

Todo eso está muy bien. El TSJ está facultado para actuar de la manera que lo hizo. Los fallos los reconocen la OEA y el Parlamento Europeo. Acusó la Fiscal General, Luisa Ortega, una conversa a la democracia con un turbio pasado de persecuciones a la que la oposición, inteligentemente, le ha dado la bienvenida, acaso porque no hay muchos venezolanos libres del pecado original chavista.

Acusó la Fiscal General, Luisa Ortega, una conversa a la democracia con un turbio pasado de persecuciones a la que la oposición, inteligentemente, le ha dado la bienvenida

Los 33 magistrados del TSJ fueron nombrados por la Asamblea Nacional, como manda la Constitución vigente. El problema es que todos han tenido que exiliarse. La Carta Magna, que Chávez calificaba como la Bicha, y aseguraba que era la mejor Constitución del planeta, no especifica dónde debe radicar el TSJ.

 

Lógicamente, si hubiera habido un terremoto en Caracas, el TSJ tendría que sesionar en otro sitio. En Venezuela ha ocurrido un terremoto político que ha arrasado con todo. Comprensiblemente, el TSJ se ha marchado a otros sitios (Colombia, Chile, USA y Panamá). Afortunadamente, existe Internet y los magistrados pueden sesionar periódicamente viéndose las caras por Skype.

 

Maduro, obviamente, se reirá de la sentencia, y dirá alguna estupidez al respecto, aunque en su fuero interno sienta escalofríos. Los mismos que se perciben cuando uno escucha a los funerarios discutir con nuestros parientes si nos velan de cuerpo presente, con gafas y maquillados, o nos creman y devuelven a la familia una caja con kilo y medio de cenizas de los huesos, tras explicarles que la carne, las vísceras y las partes blandas, incluidos los ojos, se convierten en humo.

 

Por supuesto, los 14 países del Grupo de Lima tomarán nota muy favorablemente de la sentencia del TSJ, pero eso no es suficiente. Tendrán que pasar a la acción si quieren librarse de las dictaduras del Socialismo del Siglo XXI: Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

Maduro, obviamente, se reirá de la sentencia, y dirá alguna estupidez al respecto, aunque en su fuero interno sienta escalofríos

Deben hacerlo, por la cuenta que les tiene, dado que estas naciones tratan de hacer metástasis y conspiran con sus camaradas locales para destruir los fundamentos democráticos.

 

El Grupo de Lima debe fundar sus acciones en la Carta Democrática firmada, precisamente, en Lima, en el 2001, en una solemne convocatoria hecha por la OEA. Tiene tela por donde cortar. Esos tres regímenes, todos signatarios del acuerdo, quieren aparentar que son democráticos. Retuercen las leyes para que los caudillos permanezcan en el poder indefinidamente. Matan, encarcelan y exilian a los opositores acusándolos de terroristas.

 

Cuba dirige al grupo tras bambalinas, pero la Isla de los hermanos Castro se trata de una tiranía consolidada y (vilmente) aceptada por todos. No firmó la Carta Democrática y se ha negado a reincorporarse a la OEA, invitación que incomprensiblemente le cursó el señor Insulza.

Cuba no intenta presentarse como una democracia, sino que exhibe orgullosamente su condición de satrapía de partido único en la que los derechos individuales están sujetos a los fines últimos del Estado

Cuba no intenta presentarse como una democracia, sino que exhibe orgullosamente su condición de satrapía de partido único en la que los derechos individuales están sujetos a los fines últimos del Estado y éstos los define el Partido Comunista. No hay, pues, hipocresía ni contradicción fundamental entre la ley y la práctica. Es un bodrio estalinista y así ha sido desde hace casi 60 años. Su socialismo es del siglo XX, el que costó cien millones de muertos, y proviene directamente del leninismo.

 

¿Qué puede hacer el Grupo de Lima, exceptuado México, que vuelve a refugiarse en la parálisis de la Doctrina Estrada? Puede romper o rebajar la jerarquía de las relaciones diplomáticas. Puede explicar que las leyes y la tradición justifican el uso de la fuerza cuando se han cerrado los caminos democráticos. Puede armar a los opositores para que defiendan sus libertades. Lo que sería suicida es cruzarse de brazos.

14 Y MEDIO

Última actualización el Lunes, 27 de Agosto de 2018 13:26
 

Add comment


Security code
Refresh

Frei Betto y la debacle de la izquierda

Indicado en la materia

  Por LUIS CINO ÁLVAREZ.-  LA HABANA, Cuba.- Al fin se escucha una voz en los medios oficialistas cubanos que no culpa de la actual debacle de la izquierda en América Latina ...

¿'Más democracia', o democracia sin más?

Indicado en la materia

Por Dimas Castellanos.-  Fulgencio Batista fue derrocado hace seis décadas. A los cubanos de hoy, inmersos en la sobrevivencia, poco les importa ese hecho. Sin embargo, el periodista oficialista Iroel Sánchez usó un...

El poco conocido Gulag del Caribe

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Cuando Alexander Solzhenitsyn, cinco años después de la muerte de Stalin en 1953, comenzó a escribir en la clandestinidad su monumental Archipiélago Gulag, no se imaginó que gracias a esa ob...

Llegó la hora de defender las libertades

Indicado en la materia

Por Carlos Alberto Montaner.- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano condenó a 18 años de cárcel a Nicolás Maduro. Magnífico. Tendrá que cumplirlos en Ramo Verde. Excelente. Allí recluyó a Le...

La reforma constitucional cubana es “el

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Una reforma constitucional se hace normalmente para mejorar las relaciones en la sociedad, hacerla más eficiente, efectiva y mejorar el desarrollo de toda la nación. Nunca debe ha...

Cuba más próxima de la Economía de Merca

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La reciente visita a Cuba del secretario general del partido comunista de Viet Nam, así como sus declaraciones públicas en sentido de “la posibilidad de preservar el ...

Cuba: La era post Raúl

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Raúl deja para su sucesor –muy probablemente Díaz Canel-- todos los problemas administrativos del gobierno, incluyendo la economía; y es precisamente esa economía lo que el jefe ...