La esposa de Che Guevara en la época, Aleida March, justifica la carnicería que hizo Guevara en la C

La exesposa de Ernesto Che Guevara, Aleida March de la Torre, calificó como ...

Bolsonaro dice sí a flexibilizar el uso de armas en Brasil

El presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, está cumpliendo una de su ...

Asamblea Nacional declara a Maduro 'usurpador' de la presidencia

El Parlamento de Venezuela, controlado por la oposición, aprobó este martes por ...

El Parlamento británico rechaza el acuerdo del ‘Brexit’ de May

El Parlamento del Reino Unido votó hoy en contra del acuerdo sobre ...

Vice de Trump exalta líder da oposição venezuelana e declara apoio dos EUA

O vice-presidente dos EUA, Mike Pence, conduziu um telefonema com o líder ...

La artista Sandra Ceballos responde a un comisario oficialista de 'La Jiribilla' PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 22 de Agosto de 2018 05:06

Sandra Ceballos ha hecho circular una carta en respuesta a un texto titulado "Del Decreto 349 y sus contra-invenciones" que, bajo la firma de Jorge Ángel Hernández, apareció hace pocos días en la revista La Jiribilla, del ministerio de Cultura.

En ese texto, se atacaba a Ceballos por su pronunciamiento en apoyo a los colectivos de artistas que han denunciado al carácter represivo del Decreto 349, dedicado a la libre expresión de las artes en Cuba.

Ceballos comienza por rechazar los calificativos que utiliza Hernández, quien denosta a quienes repudian el 349 y los acusa de ser "aficionados sin obra alguna, que usurpan el espacio público y burlan el difícil trabajo de educación cultural de la ciudadanía".

Ceballos recuerda al comisario que todos los artistas "en algún momento (en nuestros inicios) fuimos aficionados. (…) Así que no es argumento válido el vetar o discriminar a un artista porque sea aficionado".

La artista, prominente figura de la creación cubana de finales del siglo XX y pionera del "arte de apartamento" en Cuba, señala que sus colegas de la performance "trabajan en espacios públicos, lo cual no significa que estén cometiendo un acto delictivo y mucho menos usurpar absolutamente nada; realizan acciones efímeras con las cuáles exponen ideas, criterios, sentimientos, sensaciones, reflexiones y en algunos casos con la participación de los espectadores".

Para ella, la represión de la Policía y la Seguridad del Estado, quienes usan "estrategias violentas y temerarias, y convierten una acción artística sencilla y fugaz en un acontecimiento internacional, que automáticamente cobra dimensiones mediáticas", son las que merecen repudio.

Otra perla del texto de Hernández tiene que ver con exigir a Ceballos que, si va a sostener esa actitud crítica, renuncie a sus títulos del Instituto Superior de Arte y de la Academia San Alejandro, por cuanto estos son "avales curriculares" debidos a "la política cultural de la Revolución cubana."

Ceballos le recuerda al jefe del sello Arte Cubano, editorial oficial dedicada a difundir la obra de los artistas de la Isla, que ella nunca estudió en el ISA.

"Que se respete el derecho a la autonomía en la divulgación de las artes visuales, sin presiones, sin violencia, es por lo que abogo", subraya Ceballos.

Apelando a los artículos del texto constitucional vigente en Cuba, donde se reconoce la "libertad de pensamiento, conciencia y expresión", Ceballos insiste en que aboga "por el derecho a expresar nuestras preocupaciones (…) y el derecho de crear sin ser inspeccionados dentro de nuestros propios estudios, galerías privadas o sencillamente hogares."

"Precisamente el inciso G (entre otros) (…) del Decreto Ley 349 se contrapone a este punto", señala.

"Me pregunto si dentro de, cualquier otro, está el derecho que tenemos los artistas e intelectuales de trabajar con temas políticos, sociales y existenciales, así sea de manera crítica o no. ¿Por qué hay que aceptar todo sin derecho a discrepar? Me pregunto, ¿por qué los ministros no responden las cartas enviadas por los artistas e intelectuales en donde se expresan estas preocupaciones?"

Sobre la acusación vertida por el comisario en torno a que la oposición al 349 forma parte de "una escaramuza de guerra cultural", Ceballos le recuerda que buena parte de los espacios artísticos independientes "no son comerciales y trabajan -sin imponer ningún tipo de sistema ni ideología política, ni presiones moralistas ni lucrativas- con artistas que viven en condiciones precarias, artistas que han sido apartados, censurados u olvidados por el sistema promocional cultural cubano, artistas autodidactas, estudiantes, personas con disfunciones mentales, autistas y adictos enfermos; éstos fabrican sus obras y experimentan una enorme satisfacción que los llena de ilusiones y fuerza para seguir viviendo con sus problemas."

No obstante, muchos de esos espacios son violentados a menudo por las fuerzas represivas del régimen, como sucedió durante la celebración de la #00Bienal, cuando "entraron en varios de estos hogares durante el pasado mes de mayo a multar a los propietarios del inmueble y retirarlos del Registro Nacional del Creador, y en algunos casos estos intrusos, en su allanamiento, decomisaron equipos, bienes personales y hasta fotos de familia."

Sobre el sobado argumento de que estos proyectos artísticos se financian con recursos destinados a las campañas de desestabilización contra el Gobierno de Cuba, Ceballos le recuerda que "somos artistas y vendemos nuestra obra, ganamos becas de arte y en mi caso he recibido apoyo de muchos artistas cubanos y extranjeros, directamente y por medio de campañas de apoyo no gubernamental, además de fundaciones autónomas europeas y embajadas que apoyan la cultura del Tercer Mundo y que, además, han apoyado a las instituciones culturales oficiales cubanas. Nada que ver con asuntos políticos, nada que ver con "patrocinios mercenarios contestatarios".

La Jiribilla usó su espacio para acusar a los jóvenes cineastas cubanos en marzo pasado, cuando se produjo un intenso enfrentamiento en las redes debido a la prohibición por el Instituto de Cine de la exhibición del primer corte de Quiero hacer una película, de Yimit Ramírez, dentro de la Muestra Joven.

En ese debate, Jorge Ángel Hernández usó idénticos argumentos para cuestionar a cineastas y críticos.

DIARIO DE CUBA

 

Add comment


Security code
Refresh

El castrismo y el sentido de la historia

Indicado en la materia

Por MIGUEL SALES.-  En los últimos meses, las autoridades castristas coquetearon con la idea de cambiar algunos elementos de la estructura jurídica del sistema. En el anteproyecto de Constitución que preparan ahora, ...

La dictadura ya es sexagenaria

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Mamá cumple 100 años es el título de una película del cineasta español Carlos Saura que tuvo gran éxito en Cuba. La abuela va cumplir 100 años y ...

Nosotros los ‘malnacidos’

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- Miguel Díaz-Canel está pagando la novatada en Twitter. Llegó tan tarde a esa red social, usada hace más de una década por los activistas cubanos, que está tropezando ah...

La economía cubana 60 años después

Indicado en la materia

Por JORGE A. SANGUINETTY.-  A seis décadas del advenimiento de un movimiento revolucionario que prometió desarrollar la economía y mejorar las condiciones de vida en el país, cabe preguntarse si la economía cu...

Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y Lópe

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Al final de período de cuatro años podremos comparar el estado socio económico de México y Brasil para hacer un juicio de valor respecto a los gobiernos ...

La victoria de Bolsonaro en Brasil es mu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  Bolsonaro ha derrotado en Brasil no sólo a la nefasta política cleptómana del mayor partido marxista de América Latina, sino también, y sobre todo, al marxismo 2.0 ...

Médicos cubanos en Brasil: Esclavos de B

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Cuando la prensa brasileña habla de “médicos cubanos contratados en régimen de esclavitud” no están hablando de “propaganda anti-cubana”, como lo caracteriza el castrismo internacional, ni siquiera de...