'Si me deportan, me torturan', dice el polizón cubano detenido en Miami

El joven Yunier García Duarte, quien llegó a Miamioculto en el compartimiento de carga ...

Cómo Venezuela se quedó sin agricultura y hundida en una crisis alimentaria: "Ya no tenemos nada que

Venezuela, una nación con 32 millones de habitantes y bendecida con tierras fértiles ...

La Casa Blanca estudia una bajada de impuestos y aranceles para evitar la entrada de Estados Unidos

La Casa Blanca considera reducir los impuestos y los aranceles para evitar ...

Brasil ganhará "guerra da informação" sobre a Amazônia

O presidente Jair Bolsonaro (PSL) disse neste sábado, 17, que o Brasil ...

Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Domingo, 02 de Diciembre de 2018 02:47

 

Resultado de imagem para bolsonaro lopez obrador

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Al final de período de cuatro años podremos comparar el estado socio económico de México y Brasil para hacer un juicio de valor respecto a los gobiernos de izquierda y derecha. Con independencia de lo que ocurra con los regímenes izquierdistas ya existentes, la competencia entre el México de AMLO y el Brasil de Jair Bolsonaro emergerá como una demostración respecto a cuál de los sistemas político-económico más se aviene al objetivo de desarrollo para Nuestra América.


Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador

Jorge Hernández Fonseca

1 de Diciembre de 2018

En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.


Dentro de un mes exactamente toma posesión en Brasil Jair Bolsonaro, impulsado por otra inobjetable victoria electoral, en este caso contra la izquierda local, el cual anuncia un gobierno “de derechas”, liberal capitalista en la economía y conservador en el aspecto de la cultura y los valores de la sociedad brasileña. Este contraste servirá como “experimento” socio-político-económico, para definir --sino científicamente, al menos en igualdad de condiciones-- cual de ambos lados del espectro político tiene mejores resultados globales: la derecha o la izquierda.


No soy neutral en esta competencia, apuesto a mi “caballo ganador”: Jair Bolsonaro. En su discurso de toma de posesión, AMLO ya preanunció el inicio del desastre populista de izquierda que tomará cuenta de México por desgracia los próximos seis años. Aumentos de los valores que se usarán en el sistema de retiro de los mexicanos, y otros gastos “sociales”, sin decirnos de donde salen los recursos financieros para esos gastos, fuera de lo que la izquierda denomina como “justicia social”. No es que no haya injusticias, es que los gastos no pueden ser mayores que los ingresos. Ese desbalance es el origen inequívoco del desastre económico.


No importa que México exhiba de entrada una sociedad bien afinada económicamente con el país más poderoso del Mundo, los EUA. Acaba de firmarse en Buenos Aires la continuación del NAFTA, una sociedad México-Canadá-EUA en el área económica. Brasil por su parte inicia desde cero la posibilidad de una alianza política con los EUA, que hasta el presente no tiene visos de alianza económica, pero si tiene prenuncios de una fuerte alianza política y “militar”.


Adicionalmente, ya AMLO comenzó a enseñar las uñas. Seguramente dará apoyo a Maduro en Venezuela, a Ortega en Nicaragua y a Raúl Castro en Cuba, mientras que por otro lado se consolida la alianza EUA-Brasil-Colombia, que finalmente extirpará parcialmente el cáncer dictatorial en Latinoamérica. En ese sentido, México, fuera del apoyo político en organizaciones internacionales, podrá hacer muy poco para preservar lo más rancio de los regímenes de izquierda latinoamericana. Lo que todavía no queda claro es la solución de la dictadura cubana.


El período presidencial en México es de seis años, en Brasil es de cuatro años. Al final de período de cuatro años podremos comparar el estado socio económico de México y Brasil para hacer un juicio de valor respecto a los gobiernos de izquierda y derecha. Con independencia de lo que ocurra con los regímenes izquierdistas ya existentes, la competencia entre el México de AMLO y el Brasil de Jair Bolsonaro emergerá como una demostración respecto a cuál de los sistemas político-económico más se aviene al objetivo de desarrollo para Nuestra América.


Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Sábado, 08 de Diciembre de 2018 02:14
 

Comments  

 
0 #4 izubociniru 2019-05-05 04:34
http://mewkid.net/buy-amoxicillin/ - Amoxicillin 500mg Capsules Buy Amoxicillin kgc.wgrf.cubalibredigita l.com.aoy.fo http://mewkid.net/buy-amoxicillin/
Quote
 
 
0 #3 abaohahu 2019-05-05 03:52
http://mewkid.net/buy-amoxicillin/ - Amoxicillin 500mg Capsules Buy Amoxicillin Online ldy.axcc.cubalibredigita l.com.jxg.he http://mewkid.net/buy-amoxicillin/
Quote
 
 
0 #2 Rafael Alvarez 2018-12-05 00:13
No habra que esperar los 6 años...antes de 3 ya Brasil dejo atras a este nuevo dinosaurio socialista.
Sumen las 14 republicas que Lenin, como lider imperialista del comienzo del siglo XX se adjudico en 1917 para crear la URSS, y todas las otras que Stalin se cogio al finalizar la 2da Guerra Mundial
NI UNA SOLA HA VIRADO DE NUEVO AL socialismo (con minuscula) cuando se liberaron en 1989-1991.
Por que sera...???
La respuesta la sabe un bobo
Quote
 
 
0 #1 isdoro 2018-12-02 15:19
No nos queda mas alternativa que esperar, como espectadores que sucederá,en los próximos cuatro años...!

Lo que me gustaría que alguien ducho en la materia, como la Sra. Gloria Alvarez, que puede hacer la derecha para hacerle frente a la corriente populista.
Quote
 

Add comment


Security code
Refresh

Yo me fui

Indicado en la materia

Por ANDRÉS REYNALDO.-  Digámosle de una manera operativa el Síndrome de Yo Me Quedo. (Invito al culto lector a encontrar una prestigiosa denominación clásica.) Se observa, en mayor o menor medida, en...

Injusticia en el ISDI: LA UNIVERSIDAD CO

Indicado en la materia

Por JULIO BATISTA.-  Omara Ruiz Urquiola es la noticia más reciente. El ejemplo último de la intolerancia oficial dentro de la universidad cubana, justo el sitio donde la divergencia de criterios de...

DESCENTRALIZACIÓN, SECTOR PRIVADO, DISCU

Indicado en la materia

Por JORGE IGNACIO GUILLÉN MARTÍNEZ.-  El llamado proceso de actualización del modelo económico cubano, como ya es habitual, ha entrado en una nueva fase de profundas contradicciones entre el discurso y ...

Cuba: ¿reforma o violencia?

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-  Desde que empezó el año 2019 las autoridades cubanas tuvieron que enfrentar decenas de protestas de naturaleza económica y social a lo largo de todo el territorio y en...

Un grave problema socialista: Jerarquiza

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  No hay un solo postulado socialista de como producir bienes y servicios. Se basan en preceptos de tipo hipócritamente “moral” para, por la fuerza, obligar a las ...

Por qué fracasan las conversaciones Madu

Indicado en la materia

  Por Jorge Hernández Fonseca.-  En la Venezuela de hoy, hay dos posibilidades: 1) Negociar con Cuba. EUA, el Grupo de Lima y Europa negociar con la Habana. 2) Organizar una fuerza ...

La mano de Cuba en las conversaciones ve

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Desde las fallidas negociaciones de la oposición venezolana con altos mandos de la dictadura madurista, ya se vio más o menos claro que los planes de la Ha...