Díaz-Canel "tranca el dominó": diálogo solo si es 'por el socialismo y para todo lo que sea por la R

Miguel Díaz-Canel, vestido con un pulóver de la bandera cubana, presidió el domingo ...

Entre acosos y amenazas de muerte: así vive la jugadora que se negó a realizar el minuto de silencio

El nombre de Paula Dapena, jugadora del club Viajes Interrías FF (3ª ...

Cómo opera CEIEC, la empresa estatal china que ayuda a la dictadura de Nicolás Maduro a censurar med

Estados Unidos sancionó este lunes a la empresa tecnológica Corporación China de ...

Armas controladas por satélite: cómo fue el operativo contra Mohsen Fakhrizadeh, el líder del plan n

Un importante funcionario iraní de seguridad dijo este lunes que Israel utilizó ...

Os recados das eleições municipais para 2022, Por Carlos Eduardo Borenstein

Embora as eleições municipais tenham seus resultados mais impactados pela lógica local, ...

La voluptuosidad del debate PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 09 de Octubre de 2020 10:04

La voluptuosidad del debate | DIARIO DE CUBA

Por JOSÉ PRATS SARIOL.-

Detesto a Abel Prieto como persona, desde que éramos estudiantes. No, por suerte, condiscípulos. Pero si polemizara con él sobre la libertad de expresión en Cuba, me limitaría a datos sobre censuras a libros, revistas, textos escolares, programas radiales y televisivos, concursos y premios literarios, bibliotecas… Argumentaría, compararía.

Ni la censura resistiría un análisis objetivo, ni me ensuciaría con derivaciones a la vida del hoy director de la Casa de las Américas. Son ellos, los aferrados a un sistema que ha arruinado material y espiritualmente al país, los que reciclan sus mítines de repudio en eventos internacionales y sitios electrónicos.

Me gustaría que los eruditos en nuestra cultura —acepto con reticencia que remito a la producida por nacidos en Cuba—, me ayudaran a hallar ejemplos de polémicas entre intelectuales cubanos —entre políticos sé que es casi imposible— donde haya predominado la "voluptuosidad del debate", el placer no solo de acercarse a los hechos sino de disfrutar el diálogo crítico, el intercambio inteligente de puntos de vista sin buscar "verdades", sin las pugnas por "ganar" y los achaques de "aplastar" al adversario… Porque no se toma al otro solo como antagonista o contendiente sino como alguien que también debe disfrutar el canje de ideas, libre de los ordinarios bostezos que causa la unanimidad.

La utopía —o cercana ilusión exegética— parece encontrar las hojas casi en blanco. Manuel Moreno Fraginals citaba con alegría una argumentada polémica entre el demócratacristiano Gastón Baquero y el marxista Juan Marinello, donde predominó el respeto al otro, la argumentación libre de ataques personales. Allí estaba el secreto del éxito, aunque se sabe que acatar la regla de ceñirse al tema no sea más determinante que la urbanidad, la educación —no escolaridad— de los polemistas.

Moreno constataba, en La Habana de los años 70 del pasado siglo, algo peor: la desaparición en los medios de las polémicas, incluyendo en revistas especializadas, donde se suponía que la censura fuera menos absolutista. Fenómeno que influye  de manera determinante en su exilio. Fenómeno represivo que dentro del caldero castro-comunista —documentado por organismos internacionales—  llega hasta hoy.

En este 2020 donde las incertidumbres del Covid-19 unen muertes, crisis familiares, hecatombes que llegan hasta la claustrofobia y derrumbes de hábitos cotidianos —por supuesto que sobre rajaduras económicas—, ocurrirán elecciones presidenciales, el próximo martes 3 de noviembre, aquí en EEUU. La polarización competitiva a veces ha caído —como he sostenido en Facebook y Twitter— en las denigraciones del contrario. Se le viene dando algún relieve a datos de la vida personal, a intimidades y calumnias,  por encima de los rigurosos proyectos de gobierno que necesita el país.

Una infidelidad matrimonial a veces recibe más espacio mediático que la discusión sobre el calentamiento global... Comida chatarra para consumo de correveidiles, lo cierto es que produce un daño colateral muy repelente, devalúa al emisor.

La gradual evaporación de la voluptuosidad del debate, causada por la contienda presidencial, se ha extendido a un segmento del exilio cubano. No solo ofreciendo una visión caricaturesca —enfatizo sobre las haraganerías y vilezas de observar los fenómenos en blanco y negro—, sino derivando las discusiones al insulto. Tales caricaturas comienzan por negar el derecho a residir allá, en Mantilla o en Centro Habana, en Holguín o en Pinar del Río. Como si esa decisión —tal derecho—invalidara, hipotecara la polémica.

Es como si se imitara lo que hace el Departamento de Orientación Revolucionaria (DOR) del Partido Comunista; como si hubiera que pagar con la misma moneda, a costa de convertirse en un fascista. Casi lo mismo pero de este lado; aunque sea —por supuesto— con ausencia de peligros, de ir preso o convertir al polemista en una no persona, como hace la Seguridad del Estado.

Sorprende que personas inteligentes resbalen por una suerte de fanatismo y abandonen sus principios democráticos, caigan en insultos personales, descalifiquen al que no piensa igual. Y lo peor: no deseen argumentar, discutir civilizadamente. Si eso es lo que quieren para la nueva Cuba, arreglados pudiéramos estar.

La voluptuosidad del debate es un deber placentero cuando se mantiene limpia de groserías. Los exiliados cubanos no necesitamos del insulto para demostrar que encarnamos, junto a la abrumadora mayoría del insilio, la esperanza de la nación.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Sábado, 17 de Octubre de 2020 00:38
 

Add comment


Security code
Refresh

Y la chispa prendió...

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- A oscuras por momentos o solo con las luces de los teléfonos móviles iluminando sus rostros, cientos de artistas se plantaron hasta la madrugada de este sábado frente el Mi...

La Habana, cara y espejo de la "involuci

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Fue Cicerón quien dijo hace más de 2.000 años que "la cara es el espejo del alma". Parafraseando al ilustre romano, La Habana es la cara y espejo  ...

¿Dónde están Arantxa y demás tontos útil

Indicado en la materia

Por YOANI SÁNCHEZ.- Con tono desenfadado y bajo el sol del verano habanero, la politóloga española Arantxa Tirado grabó un video el pasado año donde explicaba las maravillas de la economía cubana qu...

Reforma salarial en Cuba: preparémonos p

Indicado en la materia

Por RAFAELA CRUZ.- No hace un mes, las autoridades anunciaron que, dentro de la "Tarea Ordenamiento", habría una histórica reforma que pretende enderezar la pirámide salarial. Cuba dejaría de ser el único ri...

La futura política de Biden hacia Cuba

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  No existe ambiente crítico dentro del partido demócrata hacia la dictadura cubana, sino más bien admiración, respeto y deseos de imitar algunas de sus medidas socialistas, como un...

Cuba: Elecciones en EUA, ¿Biden o Trump?

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Biden no tiene ningún equipo de cubanos analizando su futura política hacia Cuba. Lo más probable es que Biden salde su deuda con la extrema izquierda del pa...

Crónica de una elección complicada: La v

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  En una galaxia lejana, érase una vez un planeta potable, con un país orgulloso por mérito propio, con un sistema político impecable, con dos partidos grandes que, si...