¿Otra vez la UMAP? Joven condenado a trabajo forzado en un campamento agrícola tras manifestarse en

Armando de Jesús Sardiñas Figueredo, de 20 años, denunció este lunes en ...

Jair Bolsonaro defendió su gestión ante la ONU: “Brasil estaba al borde del socialismo, ahora nuestr

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, abrió el debate de jefes de ...

Hugo “El Pollo” Carvajal escribió una carta, dijo que tiene mucha información y dejó una advertencia

El ex general venezolano Hugo Armando Carvajal, conocido como “El Pollo” Carvajal, ...

Afganistán y la crisis de los submarinos marcan el inicio de la Asamblea General de la ONU

El presidente de EE UU, Joe Biden, se estrenará este martes en ...

Veja a íntegra do discurso de Bolsonaro na Assembleia Geral da ONU

O presidente Jair Bolsonaro discursou na manhã desta terça-feira (26) na 76ª ...

En torno a la venta a plazos y los milagros económicos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 23 de Julio de 2021 13:39

Comercio racionado en Cuba.

Por ELÍAS AMOR.-

Algunos economistas españoles atribuyen el denominado milagro económico de los años 60 a la combinación, entre otros, de la venta a plazos con un amplio nivel de pluriempleo, que florecían en las actividades informales. Todo ello, por supuesto, bien regado con las remesas que enviaban los trabajadores españoles instalados en Alemania, Francia o Suiza por miles, ya que en España escaseaban las oportunidades de desarrollo personal.

¿A qué se les parece este escenario general? Si, posiblemente haya quien diga, ¡pero si eso es Cuba en 2021! Y probablemente tenga razón. La España que empezó la década de los años 60 era una economía maltrecha, que había intentado en la década anterior apostar por el desarrollo autárquico (como Cuba ahora, y acabó siendo un fracaso), con notables deficiencias estructurales y, además, con una renta per cápita monetaria en 1959 inferior a la de Cuba justo en ese año, en que el destino de la Isla cambió para siempre.

Y luego vino el "milagro español". En solo una década, la economía española se situó entre los grandes europeos y continuó avanzando, especializándose en turismo, con un notable desarrollo del sector agropecuario y la construcción de viviendas e infraestructuras públicas, entre otros. El sistema permitió avanzar en la prestación de servicios públicos de educación y sanidad para toda la población y generó confianza internacional. Para ello, el franquismo tuvo que dejar atrás los sueños de una autarquía imposible y aplicar una política económica moderna, sensata y de rigor, el denominado plan de estabilización, que recibió apoyo financiero internacional, y finalmente, con los planes de desarrollo se activaron el mercado y el consumo, las inversiones, el empleo y las finanzas se encargaron de transformar la economía.

La comparación podría llevar a algún ingenuo a proclamar que esto mismo es lo que puede ocurrir en Cuba y que siguiendo un guion parecido la Isla podría transformar su base económica en el curso de diez años. De hecho, la venta a plazos acaba de ser aprobada de forma sorprendente por el Gobierno, actualmente hay un número importante de cubanos trabajando en empleos que se encuentran en la economía informal y se reciben remesas del exterior por un importe que ronda el 6% del PIB, mucho más que España en aquellos años. Entonces, ¿por qué Cuba no podrá progresar y en una década hacer su milagro económico?

La respuesta a esta pregunta se ha ofrecido en numerosas ocasiones. Hay que decirlo con absoluta claridad: el modelo social comunista que rige las instituciones económicas de la Isla es inservible, está obsoleto, y necesita un recambio total y no meros parches de imagen como este de la venta a plazos. Este modelo se encuentra atado a la Constitución comunista de 2019, y sus principios económicos forman un muro de difícil salvación (aunque nada es imposible) para enderezar la economía cubana.

La cuestión de la propiedad privada de los medios de producción es crucial. España lo tenía claro y gracias a ello, el fruto del trabajo de los españoles se convirtió en ahorro que contribuyó a crear un sistema bancario y financiero potente, y el ahorro se transformó en inversiones que sirvieron para aumentar el patrimonio de los españoles, facilitando el aumento del consumo y la inversión porque las empresas tenían que producir más y más para atender una demanda en aumento. Con ello generaban más puestos de trabajo y estos nuevos trabajadores compraban más cosas, aprovechando la venta a plazos, por ejemplo.

Hacer esto posible exigió un marco jurídico estable y respetado por todos, para el ejercicio de los derechos de propiedad privada, y, sobre todo, que el presupuesto del Estado se canalizara hacia inversiones en infraestructuras públicas (carreteras, pantanos, energía, comunicaciones, etc., fueron el destino principal de los planes de desarrollo) y no hacia aventuras y operaciones de gasto corriente que acaban siendo pan para hoy y hambre para mañana.

Conclusión: el milagro económico en todos los países se apoya en el respeto a la propiedad privada, aspecto fundamental de motivación e implicación de la gente para trabajar y esforzarse. Donde no hay propiedad privada y los medios de producción pertenecen al Estado, las economías no prosperan, sus poblaciones languidecen y los sueños de la mayoría se someten a las ambiciones de cúpulas políticas que controlan la riqueza generada.

La otra clave de bóveda del milagro económico es el mercado, actuando como instrumento general de asignación de recursos. Con el mercado, la gente adquiere un derecho fundamental que es la libre elección, la posibilidad de realizar sus sueños sin que nadie, en el caso de Cuba, un planificador central, le diga qué consumir, cuánto y de qué modo.

Los cubanos rechazan ese modelo intervencionista y quieren que su trabajo, sus bienes, sus activos, se pongan en relación con el mercado para determinar sus valores reales y no los que surgen de un mecanismo perverso de subsidios y precios controlados que vacía de forma continua los mercados, dejando a la gente sin lo que quieren o necesitan consumir. El auge de las escasas formas de gestión no estatal que configuran el sector privado en Cuba da una idea de qué es lo que quieren realmente los cubanos: libertad.

Propiedad privada y mercado conforman la clave de los milagros económicos, el español, el alemán, hasta el más reciente de Vietnam. No hay alternativa posible. Las ventas a plazos, aprobadas recientemente por el régimen cubano, son una iniciativa positiva siempre que haya algo que vender, y no se limite el desarrollo de este mercado. Este es el problema de Cuba que la norma aprobada lo hace, con limites cualitativos y cuantitativos que condicionan la actividad, tanto de la oferta como la demanda. No es un buen comienzo.

Y además, las remesas siguen sin poder ser destinadas a activos que permitan desarrollar el potencial de la economía, porque el bloqueo interno lo impide. Los cubanos, a diferencia de ecuatorianos o dominicanos que reciben importantes remesas de sus nacionales en el exterior, no las pueden destinar a inversiones, a negocios o actividades económicas productivas. Es un dinero destinado a urgencias del consumo, y poco más.

En estas condiciones, nadie debe esperar un milagro económico cubano con el actual modelo económico que rige el país. Un gesto de cambio es necesario. Tanto para activar las fuerzas internas, dejando atrás las trabas del bloqueo interno, como para recibir apoyo internacional. Cuba lo necesita y los cubanos lo demandan con sus protestas sociales, que irán en aumento si el régimen no reacciona.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Sábado, 31 de Julio de 2021 14:46
 

Add comment


Security code
Refresh

Apertura de fronteras: 'El Gobierno no p

Indicado en la materia

Por JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ.- El Gobierno cubano anunció que las fronteras del país abrirían gradualmente a partir del próximo 15 de noviembre. El principal argumento gubernamental para este paso es la ne...

La parte honesta de la izquierda latinoa

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La lucha continúa, no solamente en las calles y avenidas de toda Latinoamérica, como sobre todo en el terreno ideológico e intelectual para preservar los “valores” que ha...

Nuevo ministerio castrista, un híbrido n

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.-  Nicolás Maquiavelo sostenía que "gobernar es hacer creer", Joseph Goebbels aseguraba que "una mentira repetida mil veces puede convertirse en verdad", y el filósofo estadounidense William James, ...

Las cinco preguntas de detective sobre l

Indicado en la materia

Por JUAN ANTONIO BLANCO.- El presidente Joe Biden ha apremiado a la comisión que debe emitir un veredicto sobre los ataques acústicos ocurridos en Cuba. Una cascada de artículos periodísticos tienden a subrayar incógnitas y ...

EL FRACASO DEL CASTRO-SOCIALISMO

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.- Ningún estado le dijo a Edison que inventara la lámpara eléctrica, o le “orientó” a Bill Gates que desarrollara programas de computación, y mucho menos le pi...

Las lecciones del Estallido Social en Cu

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  La dictadura cubana carece de futuro. A la muerte de Raúl, Díaz Canel será objeto de un merecido “pase a retiro” en un evento, que dependiendo de lo...

Requiem por la “revolución cubana”

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  No me cabe duda que todo joven (o la mayoría de ellos) que se “alzaron en armas” contra la dictadura de Batista, tenía un cierto ideal de ...