Cuba, Díaz-Canel y la gira del fracaso: qué se ofreció y qué se obtuvo, Por EMILIO MORALES

Mientras trata de reconstruir puentes con la Administración Biden, Miguel Díaz-Canel ha regresado de ...

Pa'tra y pa'lante en Brasil: Lula dice ahora que sólo va a EUA después de la toma de pose como presi

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se reunió este ...

Chevron tomará el control operativo de una planta en Venezuela esta semana

Chevron Corp. asumirá formalmente el control operativo de una instalación clave de ...

Siguen las protestas en China: estudiantes se manifestaron contra el confinamiento de un campus univ

Estudiantes chinos realizaron una protesta contra un confinamiento por coronavirus en una universidad ...

'A comunidade não vai aceitar': os planos do governo Lula de encerrar programa de escolas cívico-mil

Principal promessa de campanha do presidente Jair Bolsonaro (PL) na área da ...

Más de cuatro millones de cubanos dijeron NO al socialismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 28 de Septiembre de 2022 19:05

Un colegio electoral tras las votaciones sobre el Código de las Familias.

Por JUAN ANTONIO BLANCO.-

Decía Santa Teresa de Jesús que "Dios escribe derecho con renglones torcidos". Si aceptamos ese principio, puede afirmarse que Dios, valiéndose de un referéndum oficial, recién ha hecho justicia a Oswaldo Payá y su Proyecto Varela.

No hay que dejarse confundir por la propaganda. El régimen cubano ha sufrido una dura derrota.

Cuando Díaz-Canel anunció que votar SÍ era votar "por la unidad, por la Revolución y por el socialismo" abrió la Caja de Pandora. Gracias a esa torpeza, los cubanos rechazaron no solo el Código de las Familias sino también el régimen de partido único sin libertades que en su momento el Proyecto Varela quiso someter a voluntad popular.

La mediocridad intelectual de Díaz-Canel facilitó de esa manera la oportunidad para el rechazo masivo al sistema socialista en un insospechado homenaje popular al Proyecto Varela en su vigésimo aniversario (2002) y a Oswaldo Paya en el décimo aniversario de su asesinato (2012). Ha sido una victoria ciudadana de gran trascendencia.

Las cifras oficiales, pese a la represión policial y laboral ejercida sobre los electores, y las irregularidades (incluido el uso de boletas de difuntos y emigrados) para adulterar los resultados en su favor, no dejan lugar a dudas del rechazo mayoritario de los electores al Código y, lo que es aún más significativo, al socialismo.

Analicemos lo que nos dicen las propias cifras oficiales.

La movilización ciudadana por el rechazo se compuso de dos grupos: los que decidieron asistir bajo presión, pero una vez en el colegio electoral votaron NO (1.959.097), y los que decidieron desafiar las presiones y no asistir para evitar que las imágenes de colegios electorales concurridos sirvieran a la propaganda oficial (2.178.040). Esto es sin contar los votos anulados (360.042).

Ambas cifras (los que se abstuvieron de participar y los que votaron en contra) suman 4.137.237 por el rechazo, mientras que los votos positivos ascendieron a solo a 3.950.288.

El SÍ reclamado por Díaz-Canel para "el Código, la Revolución y el Socialismo" (que alcanzó 3.950.288) no pudo evitar, pese a las presiones, la represión y el fraude, ser claramente superado por quienes lo rechazaron (4.137.237) por un claro margen de 186.949 ciudadanos.

Estamos hablando de una victoria popular contundente en una jornada que tuvo lugar en todas las provincias y municipios del país. Fue ejecutada en más de 23.000 colegios electorales y fue convocada, organizada y controlada por el Gobierno, que salió derrotado en esas urnas. Derrotado a pesar del descomunal uso de la propaganda, los "ensayos" de votación realizados durante la semana previa, interrogatorios intimidatorios en estaciones de policía a activistas y cristianos, la expulsión de puestos de trabajo por manifestar la intención de votar NO, el bloqueo por ETECSA de mensajes como "YoVotoNo" o "YoNoVoto" y fraudes en el conteo de votos. El abstencionismo en esas extremas circunstancias represivas es un desafiante voto negativo y como tal hay que contabilizarlo.

Esa ha sido la gran ironía. El referéndum sobre el régimen muchas veces reclamado por la oposición finalmente lo implementó el Gobierno de forma inconsciente, y perdió.

Quiso esconder bajo malabarismos "progres" para incautos que el nuevo Código de las Familias limitaba aún más la patria potestad frente al Estado. Quiso darse un baño internacional de supuesta democracia con más de mil familias rotas cuyos parientes languidecen en calabozos infrahumanos desde el 11J. Apostó a su siempre exitoso chantaje y técnicas de fraude para el control de los votantes y a un público internacional que se deja guiar demasiado a menudo por los farsantes que los atraen con fraseología demagógica sobre los derechos de las minorías. Perdió. Tan seguro estaba de que todo saldría bien, que Díaz Canel, en el colmo de su estulticia, apostó a que podría proclamar que esta jornada era un plebiscito sobre el régimen cubano. Arrogancia y estupidez. El Código ya había sido aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular y no se requería de ninguna consulta masiva para ponerlo en marcha. ¡Y perdió en grande!

De haber estado interesado el régimen cubano en proteger los derechos de la comunidad gay, pudo haberlo demostrado desde hace mucho tiempo con una ley que su Asamblea Nacional de complacientes diputados habría aprobado sin chistar. Esa misma Asamblea donde no se registró una sola abstención o voto en contra para un Código de las Familias rechazado por la mayoría en este referéndum. Si la opinión del pueblo tanto les importase, debieron someter a referéndum el nuevo Código Penal que amplía a 24 los delitos punibles con el paredón de fusilamiento. Un Código que aumenta los delitos que impiden la libertad de expresión con penas de hasta 30 años de privación de libertad.

El Código de las Familias es para vender en el exterior a incautos que desean ver cambios donde no los hay. El Código Penal es para recordarle a los cubanos que sus protestas no serán escuchadas y pueden pagar caro por ellas. Pero los ciudadanos convierten cada maniobra estatal en un nuevo campo de batalla para airear su descontento.

Esta protesta masiva en la que más de cuatro millones de ciudadanos rechazaron el status quo socialista es un nuevo escalón en la progresiva rebelión que viene gestándose desde la manifestación LGBTI de 2019, el Movimiento San Isidro de 2020, la protesta del 27N del 2021 y que explotó el 11 de julio del año pasado.

En la jornada del domingo se rindió honores a todas esas gestas y al Proyecto Varela de Oswaldo Payá. Bajo represión y fraude, más de cuatro millones de cubanos afirmaron ante el mundo su claro rechazo al socialismo y que están dispuestos a revocarlo.

DIARIO DE CUBA

Última actualización el Martes, 04 de Octubre de 2022 10:39
 

Add comment


Security code
Refresh

La gira de Díaz-Canel: 'Una limosnita, p

Indicado en la materia

Por ROBERTO ÁLVAREZ QUIÑONES.- "Una limosnita, por favor." Esta frase define el objetivo que tuvo, y tiene, la gira internacional de Miguel Díaz-Canel, por mandato expreso que le dio el dictador Raúl Castro. En el cu...

De esculturas y cenizas

Indicado en la materia

Por REINALDO ESCOBAR.- Mirando la foto de esta escultura recientemente inaugurada en Moscú, recordé el viejo chiste del hombre que, para hacer creíble su promesa de una pronta devolución del dinero que de...

Los hundimientos de balseros cubanos por

Indicado en la materia

Por LUCÍA ALFONSO MIRABAL.- Mientras el régimen cubano culpa a Estados Unidos de sucesos como el reciente hundimiento de una lacha cerca de Bahía Honda en el que murieron siete personas, entre ellos un...

El Estado cubano, vasallo de Rusia y baj

Indicado en la materia

Por MANUEL CUESTA MORÚA.- Con más claridad que en cualquier momento anterior, venimos observado desde 2018 un declive acelerado del discurso, del repertorio, de la capacidad y de la visión de Estado en...

El ocaso del castrismo: La Cuba de hoy e

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Cuba desarrolló históricamente una fuerte industria y agricultura azucarera, que le valió ser la principal fuente exportadora del dulce en una buena parte del Siglo XX, hasta ...

Cuba: Dos importantes sectores destruido

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  El dinero de la compra de nuevas centrales eléctricas se desperdició en docenas de pequeñas planas movidas a diésel, hoy inservibles, junto con el dinero para la re...

La guerra de Putin contra Ucrania y el p

Indicado en la materia

Por Jorge Hernández Fonseca.-  Se dice que Rusia extenderá esta guerra hasta derrotar a Ucrania. Nada de esto será así. Después de la disposición norteamericana de entrar con 33 mil millones de...