Secuestrado un cubano integrante de la brigada médica del Gobierno en Haití

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) informó, más de una ...

Lacalle Pou decidió que los combustibles no subirán en Uruguay en febrero pese a la recomendación de

Luis Lacalle Pou anunció este martes al mediodía que mantendrá el precio de ...

Tercera semana de protestas de trabajadores públicos en Venezuela: volvieron a salir a las calles en

Cientos de trabajadores públicos de Venezuela protestaron este lunes, cuando se cumplen tres semanas ...

Los Ejércitos de EEUU y Corea del Sur realizarán nuevos ejercicios conjuntos basados en posibles ame

Estados Unidos y Corea del Sur realizarán ejercicios basados en posibles escenarios para hacer frente ...

Justiça brasileira manda governo recontratar cubanos do Mais Médicos

O Tribunal Regional Federal da 1ª Região mandou o governo federal recontratar ...

Artigos: Cuba
LA SOCIOLOGIA CATOLICA Y EL CAPITALISMO CONTEMPORANEO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 18 de Mayo de 2022 20:19

Capitalismo Social - Voz Actual

 

Por Santiago Cárdenas.-
El liberalismo económico contemporáneo o neo liberalismo—de ahora en adelante el capitalismo—es la resultante de un largo viaje económico que comenzó, a decir de Karl Marx, en el siglo XII en el seno de la sociedad feudal.
La mas conocida y estudiada de sus etapas (dividido que está por los académicos, solamente por motivos docentes ) fué la llamada etapa del capitalismo industrial—tan abusivo como exitoso—de aproximadamente un siglo de duración que coincidió con la revolución industrial en Inglaterra y CentroEuropa.
Fue la época de la explotación del hombre por el hombre; adolescentes trabajando doce horas en las minas; mujeres muriendo de parto sin atención; la tisis galopantes en los hacinados tugurios de los proletarios y un etcétera de injusticia social muy largo, que todos conocemos. Lágrimas y sangre para rellenar los bolsillos de capitalistas insensibles, abusadores, obesos y bien cuidados.
Éstos son los argumentos que las izquierdas y las progresías todavía siguen utilizando en el 2022 para denostar el capitalismo contemporáneo que muy poco tiene que ver con el del siglo XVIII. “ El capitalismo salvaje” le llaman, que es el ritornello de algunos analfabetos o mal intencionados que siguen insistiendo en una pésima traducción del término “abridged” ( sin bridas, sin riendas ) del Papa San Juan Pablo II en su encíclica Centésimo Aniversario.
Ésta se escribió en el aniversario 100 de la Rerum Novarum de León XIII que conoció de primera mano la Europa de la industrialización, pero no al socialismo real,-- el verdadero salvajismo,-- que llegó al poder en la Rusia bolchevique en 1917, unos pocos años después de la muerte del este Papa. En aquellos tiempos las utopías económicas socialistas, que eran muchas, mostraban esa aureola de igualdad y el hálito de justicia social que perdura hasta nuestros días, engatuzando—no sé porqué -- a miles de ingenuos y entusiastas alrededor del mundo. Comisarios y tontos útiles dispuestos que están a construir el “socialismo democrático” desde las cenizas del capitalismo. A éste no hay que reformarlo; según proponen, sino que destruirlo. “La violencia es la partera de la historia” según los clásicos marxistas y sus continuadores : los neo marxistas actuales. Por ahí van.
Pero este capitalismo moderno, que no es perfecto, pero que se autoperfecciona continuamente, nace por ósmosis de la libertad, especialmente de la económica. La evidencia es que ha mutado continua y sostenidamente, en el transcurso de los siglos, para el bien.
El capitalismo es el modelo económico que mas se acerca a las propuestas de la Sociología Católica con su respeto a la propiedad privada; su rédito social a través de los taxes; su salario familiar; la existencia de sindicatos; el ahorro comunitario y los beneficios de todo tipo al obrero en el marco del principio de subordinación (subsidariedad ) bien aplicado.
LA LIBERTAD
Actualmente, se habla poco o ya no se habla de la libertad, esa categoría filosófica inmanente, genialmente estudiada por John Locke, el padre del liberalismo clásico en el siglo XVII. Las discusiones acerca de ella, que se extendieron a lo largo de tres siglos, han sido expurgadas del léxico académico, lo que demuestra hasta donde las izquierdas han subvertido e infiltrado poco a poco a las democracias liberales.
Claro está, eso se ha logrado porque los comisarios socialistas conocen muy bien, perfectamente, que el capitalismo necesita de libertad absoluta, como el oxígeno, para desarrollarse y prosperar.
La solución, como sucede frecuentemente, se encuentra en la inspiración bíblica. Parafraseando las Escrituras : “Busquen primero el reino de la libertad y su justicia ; que el capitalismo se os dará por añadidura.”
Mientras llega esa libertad prístina a la que aspiramos, el capitalismo,-- mejorado, reformado, -- es la mejor solución cristiana y secular a nuestros problemas económicos contemporáneos.

 

Última actualización el Martes, 31 de Mayo de 2022 21:12
 
Cuba: El 15 N en contexto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 17 de Noviembre de 2021 15:41

Las 5 cosas que debes saber este 15 de noviembre: Cuba protesta para exigir  un futuro mejor

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Hay mucho rechazo al interior del ejército cubano por la actuación desfachatada y sin control de la policía política contra jóvenes manifestantes pacíficos. Hay rechazo al interior del partido y de sectores intelectuales oficialistas por la crueldad y el bajo talante de los represores, que no obedecen siquiera las leyes de la dictadura. Hay un caldo de cultivo negativo entre los que todavía apoyan la dictadura, que pudiera cristalizar un resquebrajamiento del hasta ahora monolítico bloque de apoyo a una “revolución”, que ya no existe más hace muchos años.

Cuba: El 15 N en contexto

Jorge Hernández Fonseca

17 de Noviembre de 2021

Lo peligroso para la dictadura cubana de las manifestaciones programadas por la oposición política cubana al castrismo para el pasado 15 de Noviembre, está fuertemente relacionadas al contexto de lo que sucede hoy en la realidad de la isla. Es verdad --como se ha escrito-- que manifestaciones aisladas no derriban gobiernos y menos dictaduras marxistas. Sin embargo, estas manifestaciones si pueden crear una dinámica fuera de control, que puede conducir a situaciones cercanas al derribo de un régimen dictatorial, ya comprobadamente impopular.

Hay que recordar que en el contexto al interior del castrismo hay una fuerte división en lucha abierta por el poder, creado en parte por la impopular decisión de Raúl Castro de nombrar a Díaz Canel al frente del gobierno y del partido. La defenestración del ministro de las fuerzas armadas castristas, Leopoldo Cintras Frías, producto de su oposición al nombramiento de Díaz Canel, es una fisura grave al seno de la dictadura. Así las cosas, Díaz Canel no es “el títere de los militares cubanos” como se pudiera imaginar, él es el títere de la familia Castro, parte de la cual no se resigna a “perder” el poder a la muerte de Raúl, por quedar en manos de Canel.

Así, se deduce del análisis anterior, que hay por lo menos dos (o tres) grupos con intereses diferentes respecto al poder, contando que al seno de la familia Castro hay diferencias también relacionadas al nombramiento de Canel como “máximo líder”, cuestionado por López Callejas y Alejandro Castro, ambos con aspiraciones dictatoriales. Este aspecto quedó claro cuando hizo aparición repentina en el panorama político castrista Carlos Lage. Todo lo anterior, que no se relaciona directamente con el 15 N, configura sin embargo el contexto que enfrenta la dictadura.

Es conocido adicionalmente el diferendo eterno entre “las gentes de Fidel y las gentes de Raúl”. También es importante para el análisis, la tradicional pugna entre el ejército cubano y la policía política, esta última que reina sola reprimiendo, encarcelando e incluso juzgando y decidiendo sentencias judiciales. Todo este contexto de división es el caldo de cultivo contextual al 15N.

En este panorama, la dictadura castrista no se podía permitir el desarrollo de manifestaciones populares, porque cualquier incidente represivo podría salirse del control y generar la intervención del ejército en favor de los manifestantes, como ya ha ocurrido en numerosos casos de países sometidos a dictaduras comunistas. Manifestaciones populares fuera del control dictatorial, como las que se producirían en 15N, podrían ser la chispa para materializar la lucha al interior del partido y el gobierno, entre los diferentes grupos conformados por la oposición al nombramiento de Canel, el diferendo Fidel-Raúl y la disputa MINIFAR-MININT.

Hay mucho rechazo al interior del ejército cubano por la actuación desfachatada y sin control de la policía política contra jóvenes manifestantes pacíficos. Hay rechazo al interior del partido y de sectores intelectuales oficialistas por la crueldad y el bajo talante de los represores, que no obedecen siquiera las leyes de la dictadura. Hay un caldo de cultivo negativo entre los que todavía apoyan la dictadura, que pudiera cristalizar un resquebrajamiento del hasta ahora monolítico bloque de apoyo a una “revolución”, que ya no existe más hace muchos años.

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Lunes, 29 de Noviembre de 2021 22:13
 
EL FRACASO DEL CASTRO-SOCIALISMO PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 09 de Agosto de 2021 17:27

La libertad en serio | elcato.org

Por Jorge Hernández Fonseca.-

Ningún estado le dijo a Edison que inventara la lámpara eléctrica, o le “orientó” a Bill Gates que desarrollara programas de computación, y mucho menos le pidió a Tesla que inventara la corriente alterna, o a Flemim que descubriera la penicilina… Sólo la libertad emprendedora de que disfrutaban estas personas no comprometidas políticamente fue lo que posibilitó los aportes que hicieron, sobre los cuales el estado carece de jurisdicción. Su nombre es muy simple y se llama “capitalismo”.

 

EL FRACASO DEL CASTRO-SOCIALISMO
Jorge Hernández Fonseca
7 de Agosto de 2021
La dinámica de la sociedad humana es extremadamente complicada. Las relaciones dentro de la familia --núcleo básico de la sociedad-- se sabe también lo complejo que resultan. Pero la sociedad progresa y se ha desarrollado cierto conocimiento sobre la mecánica social a lo largo del devenir histórico, en ese lento camino trillado por el hombre hasta nuestros días. Sin embargo, todavía carecemos del conocimiento suficiente para tener el dominio científico de la compleja dinámica social, de manera que algunos experimentos en este campo han resultado un verdadero fracaso. Tal es el caso del castrismo socialista-marxista.
Cuando una sociedad es sometida a guiarse solamente por los designios de un grupo reducido de personas, por talentosas y bien intencionadas que estas sean, la sociedad desperdicia su capacidad implícita en los talentos individuales de cada célula fuera del grupo dirigente, de cada ser actuante y capaz --individualmente-- de ofrecer soluciones, actuar positivamente y resolver problemas. Si una sociedad no cuenta con el talento encerrado en todos y cada uno de sus miembros, simplemente viola la regla más elemental del progreso en sociedad: el talento de un grupo social es la suma de todos los talentos individuales y no la del grupo dirigente solamente.
Ante la actual situación de penuria en que se encuentran hoy los cubanos de la isla, ¿cómo es posible imaginar –como imagina la dictadura cubana-- que un solo hombre, Raúl Castro, va a resolver el problema que tiene que ser resuelto por 11 millones de personas, por 3 millones de familias, por 500 mil empresas emprendedoras que nada tengan que ver con el estado? No se trata de culpar a los cubanos “de no querer trabajar” --como ahora dicen en los corrillos los dirigentes del partido comunista cubano-- se trata de que oficial y legalmente, cada uno de esos cubanos debe ser liberado para emprender, trabajar y ayudar a resolver los problemas de su sociedad. Sin libertad emprendedora nunca habrá solución nacional en la isla.
En una sociedad libre, si el estado decide que los recursos disponibles los va a dedicar al sector del turismo extranjero, debe haber libertad para que el resto de los ciudadanos tenga la posibilidad de resolver los serios problemas que tiene y que nada tienen que ver con el turismo, sino con las necesidades más elementales de sus miembros. Para ello hay que dar libertad económica, de manera que los emprendedores, atomizados por miles en toda sociedad, creen las empresas de producir comida, de comercializar productos, de reparar casas, de transportar personas, de hacer proyectos y un largo etcétera, que nada tiene que ver con el estado y sus prioridades, siempre asociadas a intereses políticos y gubernamentales.
Si el ciclón “castrismo” ha devastado la isla, ¿cómo el estado no va a permitir que los cubanos se organicen para solucionar los problemas de producción, comercialización y servicio que resuelvan los problemas que el estado no resuelve? La sociedad humana no funciona como un ejército. En las batallas hay que guiarse por una única orden, en la sociedad no. Cada célula social ha de especializarse en resolver el problema que ella entienda como prioritario sin intervención de estado y que sea el resto de los miembros de la sociedad quienes premien, o castiguen, la elección emprendedora de cada cual, según ésta se considere necesaria o no.
Ningún estado le dijo a Edison que inventara la lámpara eléctrica, o le “orientó” a Bill Gates que desarrollara programas de computación, y mucho menos le pidió a Tesla que inventara la corriente alterna, o a Flemim que descubriera la penicilina… Sólo la libertad emprendedora de que disfrutaban estas personas no comprometidas políticamente fue lo que posibilitó los aportes que hicieron, sobre los cuales el estado carece de jurisdicción. Su nombre es muy simple y se llama “capitalismo”.
Artículos de este autor pueden ser encontrados en www.cubalibredigital.com

 

Última actualización el Sábado, 14 de Agosto de 2021 12:46
 
Cuba castrista hoy PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 18 de Septiembre de 2021 18:42

Lo que está pasando en Cuba ahora es la muestra de que este pueblo se  cansó, que ya no aguanta más": Maykel Osorbo - BBC News Mundo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Ya se ve la luz al final del largo túnel. Raúl Castro, probablemente muerto –o próximo a fallecer-- dará con su mutis el pistoletazo de salida de los cambios políticos que nos llevarán, en sucesivos encontronazos, a la anhelada clarinada democrática que los hijos de esa isla martirizada merecen. Díaz Canel será depuesto de inmediato por el sector histórico militar, del cual saldrán, más temprano que tarde, los patriotas que acaben con esa pandilla de facinerosos que mandan en Cuba como si fuera una cárcel donde nadie tiene derecho, siquiera al alimento.


Cuba castrista hoy

Jorge Hernández Fonseca

18 de Septiembre de 2021

Cuba, gracias a Dios --y a la lucha permanente de sus mejores hijos-- despertó. 62 años de un sufrido letargo, “revolucionario” de inicio, convertido posteriormente en pesadilla dictatorial por la traición de un hombre ególatra, imbuido de una ideología discriminatoria, hoy mantiene y refuerza la filosofía policiaca-represiva como patrón de gobierno. Hay una constitución para ser cumplida por “los otros”, porque la verdadera filosofía dictatorial es: quien manda, por encima del partido y del gobierno, son los gendarmes de la criminal policía política, sin ley ni orden.

El marxismo, sustrato ideológico del castrismo tiene en Cuba su mejor exponente práctico, expuesto impúdicamente por el dictador fundador de semejante bodrio opresivo: “Con la revolución todo, fuera de la revolución nada”. Esa frase es la “revolución misma”. La constitución y sus leyes, son letra muerta frente a la interpretación fronteriza de la fuerza policial ejecutora de semejante monstruo armado y listo para la paliza y el asesinato. Batista, Trujillo y Somoza fueron recatadas hermanitas de la caridad ante la “revolución” de los hermanos Castro.

En medio del desastre nacional cubano, Raúl Castro impone en la “presidencia” de la isla al hombre más insulso que encontró entre sus represivos seguidores. Hombre que es incapaz de refrenar los ímpetus represivos de las hordas policiales y que ante el reclamo pacífico y masivo de un pueblo cansado de tanta hambre y desatención, salió simplemente “a matar”. Esa señal pacífica debería haber servido para una respuesta respetuosa con el pueblo, que no sólo no fue escuchado, sino que el espíritu policial se manifestó de la forma que sabe: horca y cuchillo.

Ya se ve la luz al final del largo túnel. Raúl Castro, probablemente muerto –o próximo a fallecer-- dará con su mutis el pistoletazo de salida de los cambios políticos que nos llevarán, en sucesivos encontronazos, a la anhelada clarinada democrática que los hijos de esa isla martirizada merecen. Díaz Canel será depuesto de inmediato por el sector histórico militar, del cual saldrán, más temprano que tarde, los patriotas que acaben con esa pandilla de facinerosos que mandan en Cuba como si fuera una cárcel donde nadie tiene derecho, siquiera al alimento.

La Cuba castrista policial y represiva escribe hoy sus últimos días, si bien luctuosos ¡los últimos!

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Domingo, 26 de Septiembre de 2021 16:30
 
El Castro-Fascismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 12 de Febrero de 2022 16:58

Baracutey Cubano: Humor negro de Jorge Hernández Fonseca: e-mail de Fidel  Castro Ruz desde el Quinto Infierno al General Raúl Castro Ruz sobre el  extraño suicidio de Fidel Castro Díaz-Balart el hijo

Por Jorge Hernández Fonseca.- 

Que discurso tan diferente al del 1959, cuando se declaraba que la “revolución” se hacía “por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo”, cuando ahora se justifica como de vida o muerte el exigirle a ese mismo pueblo que consiga dólares “como sea”, si quiere desayudar, almorzar y comer cada día, en un país que se gana en pesos y donde el dólar está “perseguido”. Eso sólo tiene un nombre: “Fascismo"

El Castro-Fascismo

Jorge Hernández Fonseca

11 de Febrero de 2022

El ministro de economía cubano acaba de acuñar el sello fascista de la dictadura cubana, que se auto declaraba “socialista” (con tránsito hacia el comunismo) al expresar impúdicamente --y como si nada-- que quitarle dólares a un pueblo que gana en pesos, es la salvación nacional.

Que discurso tan diferente al del 1959, cuando se declaraba que la “revolución” se hacía “por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo”, cuando ahora se justifica como de vida o muerte el exigirle a ese mismo pueblo que consiga dólares “como sea”, si quiere desayudar, almorzar y comer cada día, en un país que se gana en pesos y donde el dólar está “perseguido”. Eso sólo tiene un nombre: “Fascismo”, y como ha sido engendrado por los hermanos Castro, pues Castro-Fascismo es el nombre más conveniente en el diccionario de la actual ignominia cubana.

La cúpula castrista 2022 “gobierna” para mantenerse en el poder y no para servir a su pueblo, que es el objetivo de todo gobierno. Un categoría “dirigente” cuyo objetivo es impedir a toda costa y a todo costo el desarrollo de la capacidad emprendedora de su pueblo, con leyes draconianas que lo limitan, impiden y cercenan como potenciales productores de los bienes y servicios que su pueblo está pidiendo a gritos y que la burocracia castro-fascista impide.

Las agobiantes limitaciones que los gerentes de la dictadura castrista imponen a su pueblo, harían palidecer de envidia a Adolfo Hitler, Benito Mussolini o Francisco Franco –principales líderes fascistas del Siglo XX-- que si hubieran obligado a semejantes barbaridades a sus propios pueblos, no hubiera sido necesario la entrada de EUA en la Segunda Guerra Mundial, porque los mismos pueblos, alemán, italiano y español, los hubieran eliminado, ya que aquel fascismo se enorgullecía de gobernar internamente para sus pueblos, sin la estulticia castrista.

El castrismo adicionalmente condena a penas de 25 y 30 años a jóvenes que lo único que han hecho es venir a público a manifestarse pidiendo “libertad”, cantando “Patria y Vida” y gritando “no tenemos miedo”. Es altamente aterrador que el Mundo mire hacia otro lado, cuando la injusticia castro-fascista cae con un peso desproporcionado contra lo mejor de la juventud de la isla. Pero ya se vislumbra la luz en el horizonte, con el brillo marcado por el 11 de Julio de 2021.

Ya el pueblo de la isla ha perdido el miedo, sobre todo las mil familias que tienen hijos y padres condenados injustamente, sólo para provocar el terror. Vamos a ver “a cómo tocamos” cuando les falte Raúl --a punto de “rendir cuentas” ante la divina providencia-- tribunal al que nadie escapa, por poderoso que se crea. Es entonces cuando “no ha de verse otra cosa que no sea Luz.”

Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com

Última actualización el Miércoles, 23 de Marzo de 2022 19:48
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 3 de 461