El campesinado de Mayari pone de manifiesto el trato esclavista que recibe de la dictadura cubana

Desde el mes de febrero del año en curso los vegueros de Mayarí, ...

Cubanos deberán permanecer en Colombia para solicitar visa de EEUU

La posibilidad de tramitar visas en el extrajero tras el cierre de la...

La oposición dice que aportará pruebas de las trampas masivas en los comicios venezolanos

El chavismo se impuso este domingo en los comicios regionales de Venezuela, ...

Una ONG denuncia detenciones de activistas en China antes del congreso comunista

La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) denunció este martes la detención ...

OEA não reconhece resultados de eleição na Venezuela

O secretário-geral da Organização dos Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, declarou nesta ...

Artigos: Mundo
Un tercer partido en Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Sábado, 02 de Septiembre de 2017 13:41

Por Jorge Hernández Fonseca

Aparentemente, las bondades del bipartidismo han comenzado a agotarse. Si bien un escenario político de demasiados partidos es poco funcional, la presencia de un tercer partido fuerte en el escenario político norteamericano vendría a constituirse en una especie de fiel de la balanza.


Un tercer partido en Estados Unidos

Jorge Hernández Fonseca

1 de Junio de 2017

 

El fenómeno Donald Trump en la política interna de EUA, independientemente de la simpatía o no que podamos tener con su proyecto político, pudiera sin embargo destrabar un aspecto importante de la política doméstica norteamericana: la excesiva polarización y la ausencia fatal y creciente de diálogo entre los dos partidos tradicionales, el Demócrata y el Republicano.

 

La política bipartidista norteamericana ha demostrado con creces sus ventajas para la estabilidad del panorama político. Sin embargo, en el último cuarto de siglo ha venido demostrando cierto agotamiento al hacer inviable aspectos tan simples como el nombramiento de un funcionario. La aprobación de los presupuestos anuales es el terreno donde más evidente es la pugna bipartidista, amenazando más de una vez con “paralizar al gobierno”, algo grave.

 

Aparentemente, las bondades del bipartidismo han comenzado a agotarse. Si bien un escenario político de demasiados partidos es poco funcional, la presencia de un tercer partido fuerte en el escenario político norteamericano vendría a constituirse en una especie de fiel de la balanza.

 

Hay desde luego otros partidos en EUA fuera de los dos grandes, sin embargo, estamos hablando de un tercer partido tan fuerte como los dos existentes y eso solamente es posible si se da en EUA una situación como la actual: un presidente electo, sin el apoyo de ninguno de los dos partidos tradicionales. Nada más indicado entonces que Donald Trump cree su partido.

 

El partido que crearía Trump no solamente sería el abanderado de su ideología política, diferente como se sabe de la tradición republicana y de la demócrata, sería además el partido que lideraría en algunos casos, o apoyaría a uno de los otros dos partidos en pugna, en otro, papel que ahora no es desempeñado por nadie y que resulta necesario en un momento de la historia norteamericana donde el bipartidismo tradicional da muestras de total disfuncionalidad.

 

 

Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

 
EL GOLPE DE ESTADO CONTRA TRUMP PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Miércoles, 09 de Agosto de 2017 21:14

Santiago Cardenas.-

Ud. no verá tanques en las calles de Washigton. No le llamarán golpe ; sino impeachment. Es un juego de palabras . Al final del día son los  herederos  de la pérfida  Albión. O  tal vez "coup  d' etat  ", que en francés suena más  bonito. Da igual. Lo prepararon desde el mismo día de la toma de posesión con  un  vandalismo incontrolable  a tres cuadras  del Capitolio. Y al día siguiente , domingo , con unas manifestaciones globalizada$ y "espontáneas" en contra de un presidente que comenzaba  a gobernar  el día  seguiente. !!??!!.

A la media le asignaron el papel de pavimentar el camino. Ellos no serán los golpistas . Solamente "paving the way ", según el conocido  dicho en inglés. Las 24  horas del día , todos los días, todos los espacios, a toda hora.Comentarios tras comentarios,insultos tras insultos, párrafo tras párrafo,línea tras línea, editoriales de odio  tras  el  odio de los editoriales.  De acuerdo a  las orientaciones  matutinas  de Leonhardt  en el New York Times - una   versión  del  periódico  Pravda -  como fuente  de  información cotidiana para la televisión y  la prensa satélite from coast to coast  and  from border to border.

Es muy sencillo :  demonizar a  la  actual administración . Y luego, contra el Demonio todo es válido. Y obligatorio.

Ya  tienen a  Maxine Waters  la congresista , afroamericana , californiana y corrupta ,por  por supuesto. Ella es la  encargada de dar la cara y organizar el coup entre los legisladores . La pobre .Se prestó  a ser  la  punta  visible del iceberg. Pero, el gran trozo del hielo conspirativo está bajo el agua del Potomac River. Allí es  donde se mueven y manipulan  los "desplazados"  del poder.  Los resentidos que nunca perdonarán lo que les sucedió en noviembre del 2016.

También ya  tienen los argumentos .Cojidos por los pelos. Pero viables : la supuesta  obstrucción de la justicia y la cantaleta de la colusión con Rusia. O sea, la alta traición de un presidente ilegal

Además los golpistas poseen minorías  vociferantes  y visibles muy activas. Tienen a su expresidente  viviendo a  pocas cuadras de la Casa Blanca.Obama, el antiguo organizador social de los suburbios de Chicago le toca  ahora delinear los grupos militantes  en cada estado del país. A la manera de Trotsky. Y cuentan con los ideólogos del partido demócrata , los  tontos útiles, los indolentes de siempre y  los socarrones que se hacen los chivos locos ante lo que se cocina a ojos vista. Todos  agazapados esperando el momento para aplaudir o mirar pa'l otro la'o.

! Pobres Estados Unidos de América !

Dr Santiago Cárdenas

Última actualización el Sábado, 02 de Septiembre de 2017 13:38
 
¿Es posible otra guerra civil en Estados Unidos? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Lunes, 21 de Agosto de 2017 15:54

Por CARLOS ALBERTO MONTANER.- 

Un sociólogo amigo, Jorge Riopedre, con buen juicio político y gran experiencia en el análisis de los conflictos (se les llama polemólogos), teme que sí, que ocurrirá. Incluso, en un arriesgado juego literario aporta una fecha para el inicio de las hostilidades: 2052.

La polémica marcha de blancos supremacistas provocó violentos enfrentamientos en Charlottesville, Virginia, Estados Unidos. (EFE)

Y una fecha para el final: 2055. Apenas tres años. El pleito sería el resultado de un desencuentro étnico entre algunas minorías resentidas y la desdeñosa mayoría relativa que hoy es el mainstream o corriente central de la sociedad norteamericana.

Última actualización el Sábado, 02 de Septiembre de 2017 13:34
 
La guerra de los mundos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Jueves, 13 de Abril de 2017 12:10

Por ANTONIO NAVALÓN.-

El lenguaje corporal es el más revelador en la comunicación humana. Antes del ataque a Siria, tras los ojos entornados del presidente estadounidense, Donald Trump, y los genéticamente rasgados del líder chino, Xi Jinping, se libra la batalla más importante del momento. El enfrentamiento ya no es ideológico. Ya no es racial. Ya no son las armas. Ahora consiste en el dominio tecnológico y en las reglas del juego que se impongan.

La reciente reunión de ambos líderes en Mar-a-Lago, la lujosa propiedad de Trump en Florida con sus campos de golf y con los enormes gastos que implica trasladar la Casa Blanca hasta Palm Beach, no ha disfrazado ni ocultado la verdad del diálogo profundo entre los dos mandatarios, que abarcó desde el déficit comercial y la futura relación entre Washington y Pekín hasta el programa nuclear norcoreano.

No hace falta ser un genio para comprender que Trump, experto en el arte de la componenda, quiere hacer con China lo mismo que hizo con los bancos que cometieron el error de prestarle dinero: devolver lo menos posible. Pekín es el mayor acreedor de la deuda pública de Estados Unidos. Por lo tanto, si el imperio del Norte quiebra, el gigante asiático también.

El enfrentamiento ya no es ideológico. Ya no es racial. Ya no son las armas. Ahora consiste en el dominio tecnológico


En ese contexto, Trump, que es un hombre antiguo que tiene instinto pero no conocimiento, no ha comprendido todavía que el poder moderno no solo se basa en la fuerza y en el dinero, sino que se sustenta en el control del software. China ya dio su gran salto hacia adelante, ya no es un país de esclavos, ha dejado de ser un país de manufacturas para convertirse en un país de inteligencia. Y ha usado el dinero que ganó para comprar Occidente por las buenas, creándole unas grandes necesidades de consumo, y por las malas, imitando su enorme capacidad de corrupción para ayudarle a corromperse más y mejor.

Deng Xiaoping escapó de la gran matanza de la Revolución Cultural cuando desarrolló un plan maestro para hacer de la República Popular china la primera potencia que sacudiese al mundo. Tuvo el cuidado de estudiar las mejores prácticas de Occidente y, además, le tocó presenciar cómo se prostituía y la manera en la que la lujuria y la codicia sin límite usaban a los auditores para robar a los incautos accionistas. Aprendió lo bueno y lo malo del capitalismo. China tiene una debilidad estructural, no es una democracia, pero se ha convertido en el principal talón de Aquiles del imperio del Norte.

Trump quiere hacer con China lo mismo que hizo con los bancos que le prestaron dinero: devolver lo menos posible

El tercero en discordia, Vladímir Putin, consiguió a través del “hackeo” y la tecnología poner en apuros la maquinaria política estadounidense. En ese sentido, hay un gran defecto y una gran ventaja. Y es que el poderío tecnológico chino no está en manos de representantes del mundo libre porque está al servicio de Pekín.

Mientras que, en EE UU, los que de verdad hoy controlan el mundo moderno, como los Zuckerberg o los Gates, solo son responsables ante sí mismos, y el hecho de no haberse quitado las Nike y no haber tenido necesidad de aprender el oficio del poder, ha provocado que existan grandes fortunas sin un proyecto social ni político, dando origen a un mercado que se puede “hackear” y destruir no sólo imponiendo al presidente de Estados Unidos, sino controlando todo su software.

Seguramente en los siglos XVIII, XIX y XX la democracia era el mejor sistema y el más estable. Pero ahora en el siglo XXI, en el que la guerra de las galaxias empieza a parecerse a un cuento de los hermanos Grimm, el control del Estado mediante el poder tecnológico es la única garantía de la estabilidad del sistema. En este momento, Occidente tiene una desventaja frente a Oriente porque tanto China con su estructura, como Rusia con su ambición, dominan todos y cada uno de los centros del poder tecnológico, mientras que Estados Unidos sólo domina la competencia y puede ser anulado, prostituido y vencido desde las deficiencias del Estado.

La balanza comercial no es lo importante entre Xi Jinping y Donald Trump, lo importante es comprender y aceptar que el siglo XX vino por el Atlántico y el siglo XXI se está yendo por el Pacífico.

 
Atentado en Londres: ni ansias de justicia ni reparación moral PDF Imprimir E-mail
Escrito por Indicado en la materia   
Viernes, 31 de Marzo de 2017 13:59



Por Martin Guevara.-

Al Qaeda consolidó su presencia en Estados Unidos y Europa durante el comienzo del siglo XXI a través no sólo de atentados sanguinarios, sino de una preocupante llamada casi obsesiva a todos sus efectivos a atacar en suelo apóstata, pagano o "zindiq". Osama Bin Laden, el jerarca y autor intelectual de la organización terrorista, pertenecía a una familia acaudalada saudí con estrechos lazos comerciales petrolíferos con el mundo occidental.

Al Qaeda no llegó a dominar territorios, no tuvo "patria" o Califato, ello contribuyó a que hiciese hincapié de manera permanente en los ataques en Occidente allí donde se presentase la mínima posibilidad de causar daño. En cambio, el Estado Islámico sí llegó a consolidar un territorio donde ha practicado las peores aberraciones con sus habitantes, y los ataques a Occidente en la sustancia y la estrategia continuaron siendo igual de importantes que para Al Qaeda. Pero en los hechos el llamado a derramar la sangre exclusivamente en Occidente disminuyó al tener que repartirse en los terrenos de su propio califato. Sin embargo, nunca han abandonado la vía del terror en Europa y Estados Unidos; de hecho, se ha recrudecido la amenaza en los últimos meses.

Por otro lado, con la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y el escaso nivel de amenaza que significaban el narcotráfico y los militares díscolos como el panameño Noriega, la industria armamentista necesitaba "como agua de mayo" un chivo expiatorio lo suficientemente creíble como para producir la cantidad de armamento que sostiene gran parte de la economía occidental. Ello coincidiendo con la gran frustración de las sucesivas guerras en Afganistán, primero, contra fuerzas soviéticas y el apoyo norteamericano en armamento a los muyahidines y los estudiantes del Talibán, y luego, contra las fuerzas norteamericanas y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), así como las ingentes matanzas en la segunda campaña bélica en territorio iraquí. Estos ingredientes dieron como resultado un cóctel de alta peligrosidad y de gran efecto en ambos extremos para dotar de una explicación presentable a las bajezas surgidas en el umbrío confín de las mazmorras de lo más ruin del espíritu humano.

Estos actos abominables, el terrorismo en suelo occidental, las acciones bélicas y los daños colaterales en tierra "hereje" no se explican por ningún ansia de justicia ni de reparación moral. Son movidos por la bajeza de la especie, son pergeñados en el vertedero de los desperdicios de lo peor de la especie humana.

Los terroristas saben dónde dirigen el ataque, como en las Torres Gemelas de Nueva York, en el maratón de Boston, en Atocha, en Madrid, en París varias veces, en Londres, en Berlín, así como en los numerosos atentados en sus propias tierras, en mercados, plazas, congregaciones públicas. Dan en la diana de lo que consideran su enemigo a muerte: la gente trabajadora, libre, en paz, a los que su familia espera en casa. Los anónimos constructores cotidianos de la vida.

Nos toca a nosotros defender con nuestra actitud el corazón de las libertades y la civilización. De ahí lo oportuno de manifestar rotundamente: "Este es nuestro modo de vida, es el que todos preferimos, es la esperanza del mundo, seguiremos construyéndolo, no nos llevarán a su redil, viviremos como hemos elegido vivir".

Y a quienes quieran usar nuestro dolor o nuestra indignación para sus beneficios les decimos que cualquier desmedida escalada de locura sólo se sana de una manera: con una gran espiral de cordura.

INFOLATAM

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 44